Cargando contenido

Los científicos aseguran que la inhalación de fibras plásticas puede generar, incluso, inflamación del tracto respiratorio.

Prohibición
Los paseos lanzados por la compañía holandesa Plastic Whale son una verdadera novedad.
Imagen de uso libre- Pixabay

Un estudio realizado por la Universidad de Newcastle, Australia, asegura que el problema del plástico no solo es de los Océanos y los ríos, también está afectando a la humanidad con la ingesta hasta en el agua potable de partículas de plástico. 

La investigación fue hecha por esta universidad a petición de la ONG internacional de medio ambiente WWF y sugiere que las personas están consumiendo alrededor de 2,000 pequeñas piezas de plástico cada semana. Eso equivale a aproximadamente 21 gramos al mes, poco más de 250 gramos al año.

Lea también¿Contaminación de ríos por minería causa nacimiento de bebés con labio leporino?

Incluso, dicen los científicos, que los humanos estarían consumiendo el plástico equivalente a una tarjeta de crédito por semana. 

"Los microplásticos están contaminando el aire que respiramos, los alimentos que ingerimos y el agua que tomamos. Se define como microplástico a aquellas partículas de plástico que miden menos de 5 mm14. Los principales, son plásticos liberados directamente en el ambiente como pequeñas partículas (microesferas en los geles de ducha, abrasión de las llantas, etc.), mientras que la fuente secundaria proviene de la degradación de plásticos más grandes (bolsas plásticas degradadas)", indicó la publicación.

Estimación de consumo de plástico en los humanos.
Cortesía: WWF.

El estudio revela que el consumo de alimentos y bebidas corrientes puede resultar en una ingestión semanal de aproximadamente 5 gramos de plástico, "dependiendo de los hábitos de consumo".

La Universidad de Newcastle incluyó en sus cálculos 52 estudios, de los cuales 33 analizaban el consumo de plásticos a través de los alimentos y bebidas.

Estos estudios subrayaron una lista de alimentos y bebidas corrientes que contienen microplásticos, tales como el agua potable, la cerveza, los crustáceos y la sal.

La mayor fuente de ingestión de plásticos es el agua potable, y se ha encontrado plástico en el agua (subterránea, superficial, del grifo y embotellada) de todo el mundo. En un estudio de aguas embotelladas, usando una cantidad limitada de muestras de diferentes localidades alrededor del planeta, se halló que todas las muestras contenían plástico.

Consumo de microplástico por países.
Cortesía: WWF.

Además, se evidencia que en un estudio reciente, hay grandes variaciones regionales: por cada 500 ml de agua del grifo, en los Estados Unidos e India se observó el doble de fibras de plástico que en las muestras de Europa o Indonesia.

Otra fuente de microplásticos son los moluscos, que si son consumidos diariamente aportarían tanto como 0.5 gramos. Esto se explica por el hecho de que los moluscos –después de haber pasado su vida en mares contaminados por plásticos– son consumidos enteros, incluido su sistema digestivo.

Plásticos en el aire

Los resultados muestran que el aire en casa está mucho más contaminado por plásticos que el aire exterior. Esto está asociado a la poca circulación del aire dentro de la casa y a la elevada presencia de textiles sintéticos y polvo doméstico que son de las fuentes más importantes de microplásticos portados por el aire.

Esta estimación es conservadora pero apunta hacia el hecho de que el contenido de microplásticos en el aire puede variar considerablemente dependiendo de las condiciones y el estilo de vida.

Le puede interesar: Proyecto que prohíbe consumo de droga en parques, a un debate de ser ley

Sin embargo, lo que queda claro es la naturaleza de ubicuidad de los microplásticos en el aire –un estudio reciente encontró microplásticos en la cima de los Pirineos, en el sur de Francia debido a la facilidad con que se transportan en el aire.

Los científicos trabajan para obtener información más precisa sobre la contaminación por plásticos, su distribución y su ingestión. Algunas áreas importantes que la comunidad científica está investigando la incluyen el mapeo de la distribución por tamaño y peso de las partículas de desechos plásticos, y la manera en que las partículas plásticas penetran el tejido muscular de los animales que lo ingieren.

Por ejemplo, un proyecto en curso hasta 2022 está rastreando el plástico en los océanos y busca generar un mapa 3D de los residuos de plástico en este ecosistema. Un mejor mapeo de la distribución de los microplásticos en el ambiente permitirá estimar de manera más precisa la ingestión de plásticos con base en el tamaño de la partícula, la forma y el tipo de polímero de los residuos de microplástico, dependiendo del ambiente que lo rodea y la ubicación geográfica.

Otra área clave de investigación está enfocada en los efectos que tiene sobre la salud humana la ingestión de plásticos.

Efectos del plástico en la salud humana 

Los efectos a largo plazo sobre nuestra salud, dice el estudio, "aún no son evidentes pero han iniciado estudios para determinarlo. 

"Pero los científicos sospechan que los riesgos pueden ser más importantes de lo que se sabe hasta ahora . Los efectos a largo plazo de la ingestión de plásticos en el organismo humano aún no están bien documentados. Sin embargo, los estudios han demostrado que si rebasa a cierto nivel de exposición, la inhalación de fibras plásticas parece generar una leve inflamación del tracto respiratorio .

Algunos tipos de plásticos contienen productos químicos y aditivos que pueden afectar la salud humana.

"Se ha comprobado que algunos de estos materiales afectan la función sexual, la fertilidad y un aumento en la incidencia de mutaciones y cáncer" , indicó el estudio refiriéndose a la incidencia de algunos materiales de plástico en la salud humana.

Concluye el estudio que la Organización Mundial de la Salud (OMS) inició un estudio sobre el impacto de los microplásticos en la salud. La Universidad de Newcastle también está trabajando en una síntesis de la literatura actual sobre este tema.

*Con información de WWF. 

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido