Cargando contenido

En medio del confinamiento se había dado una significativa reducción de la contaminación.

La contaminación del aire se evidenció en las comunas 17, 19 y 22
Cifras de contaminación del aire en la capital del Valle han obligado a que las autoridades, a incentivar el uso del transporte público y la bicicleta en la ciudad.
Foto RCN Radio Cali

Las autoridades ambientales de las ciudades de Bogotá, Medellín y Cali reportaron disminuciones significativas en la contaminación del aire y problemas de ruido entre los meses de marzo y mayo, tiempo que tardó la cuarentena obligatoria por la pandemia de la COVID-19. 

Sin embargo, esa entidades coincidieron a través de un evento virtual, que tras la reactivación económica paulatina en los sectores de la construcción y la manofactura, la calidad del aire ha vuelto a ser un problema para la ciudadanía. 

Hugo Sáenz, de la Secretaria Distrital de Ambiente de Bogotá, reportó una disminución en la mala calidad del aire que se venía presentando en enero y febrero, debido al transporte público y a los incendios forestales en Venezuela. 

Le puede interesar: Polvo del Sahara podría afectar la calidad del aire de nueve regiones colombianas

"Esta situación mejoró de manea considerable durante la cuarentena, aunque al principio seguíamos con mala calidad del aire, debido a los incendios forestales en la Orinoquia", dijo. 

La misma situación, la reportaron las autoridades ambientales de Medellín y Cali. Sin embargo, en temas de ruido el panorama fue distinto. 

Aunque Hugo Saénz indicó el ruido disminuyó en los sectores tradicionales de bares y discotecas en Bogotá, en ciudades como Cali y a pesar de que hubo estaciones de monitoreo que reportaron una baja en la contaminación auditiva, ese fenómeno persiste en las noches tras el flujo de transporte en la ciudad, según precisó Carlos Calderón, de la autoridad ambiental (Dagma), de la capital vallecaucana.

"El reto es enorme porque con la cuarentena obligatoria durante marzo, abril y parte de mayo, nos dimos cuenta que solucionar el problema de la mala calidad del aire es un asunto de todos. El Gobierno, la ciudadanía, las empresas privadas", mencionó Hugo Sáenz. 

Lea además Ciro Guerra: crecen voces de rechazo por denuncias de acoso contra el director

Las autoridades ambientales de Cali, Medellín  y Bogotá coincidieron en afirmar que los incendios forestales en Colombia y fenómenos naturales como la nube de polvo que proviene del Desierto del Sahara, también impactan en la mala calidad del aire. 

"No sabemos mucho sobre cuál es el impacto real de esos fenómenos. Debemos tener mejores herramientas para conocer mucho más al respecto", puntualizó Gloria Ramírez, subdirectora de Ambiente del Área Metropolitana del Valle de Aburrá. 

Cabe resaltar que la mala calidad del aire según cifras del Gobierno Nacional, produce al año cerca de ocho mil muertes por enfermedades respiratorias asociadas a este problema ambiental.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido