Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Mujer cruza puente peatonal con tapabocas, a raíz de la contaminación del aire
Una mujer con tapabocas camina en Bogotá.
AFP

En lo corrido del 2020, la mala calidad del aire habría producido 3.900 muertes en Bogotá, según cálculos estimados por la ONG ambiental, Greenpeace. 

Explica la ONG que los datos fueron calculados por la herramienta Cost Counter de Greenpeace, que a su vez, se basa en la información que emite el Producto Interno Bruto y dos de los agentes más contaminantes en la atmósfera: PM2.5 y NO2 (dióxido de azufre). 

Lea además: Volvieron las condiciones regulares del aire al sector de la Sevillana en Bogotá

"En la Semana de la Movilidad Sostenible, publicamos nuevos datos sobre los impactos económicos y en la salud de la contaminación del aire en Bogotá, generada principalmente por el uso de medios de transporte basados en combustibles fósiles como carros y camiones", señaló Tatiana Céspedes miembro del equipo de campañas de Greenpeace Colombia. 

Para Céspedes, "las cifras son alarmantes: la polución atmosférica le ha costado a la ciudad aproximadamente mil trescientos millones de dólares, es decir, más de 4 billones de pesos colombianos, y fue responsable de la pérdida estimada de 3.900 vidas en lo que va del año". 

"¿Cuánto más vamos a esperar para dejar atrás hábitos que provocan gastos millonarios, enfermedades y muertes evitables? Necesitamos una Bogotá comprometida a disminuir su huella ambiental, más amigable para los peatones, y con ciclovías seguras y mejor señalizadas”, cuestionó la integrante de la ONG. 

Por estas razones, Greenpeace instó a las autoridades de la capital del país a declarar la emergencia climática: "al hacerlo, Bogotá se compromete a adoptar medidas urgentes para sustituir el uso de combustibles fósiles en los sistemas de la ciudad, con el fin de disminuir en un 50% las emisiones de gases efecto invernadero para 2030".

Y añadió que, "está demostrado que la contaminación del aire puede afectar de manera grave a la salud de los ciudadanos  y que el sector del transporte es el contribuyente de más rápido crecimiento a la emergencia climática a nivel global. Bogotá necesita una movilidad rápida, sostenible y cómoda, y medidas permanentes para la disminución de las emisiones generadas por el parque automotor”.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.