Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fueron recuperadas 361 hectáreas en el Parque Nacional Natural Serranía del Chiribiquete en operación Artemisa.
Foto: Cortesía

Un reciente informe de la Agencia Internacional Ambiental (EIA siglas en inglés), reveló la cadena de mercado que hace posible la deforestación ilegal en la Amazonia colombiana que involucra a dos grandes  supermercados en el país. 

La ONG Ambiente indicó que "la carne de res que se vende en los supermercados colombianos, almacenes Éxito y Colsubsidio, que están alimentando la deforestación ilegal en la Amazonia. Específicamente en Chiribiquete", reseñó el artículo publicado en su página web. 

Esa entidad se refirió a la investigación que están haciendo sobre ese fenómeno y precisó que "rastrea la carne de res proveniente de áreas deforestadas ilegalmente hasta cadenas de supermercados como Grupo Éxito y Colsubsidio, donde se vende a los consumidores. A través de análisis de datos innovadores y extensas investigaciones de campo, la EIA descubrió un sistema marcado por la corrupción, la extorsión, el lavado de ganado y la tala ilegal de bosques en la Amazonía colombiana".

Puede leer: Nestlé Colombia dejará de utilizar más de diez millones de pitillos y bolsas plásticas

La Agencia de Investigación Ambiental documentó "una compleja red de actores que incluye ganaderos, corredores, mataderos, mercados de ganado, grupos armados y cadenas de supermercados en las principales ciudades de Colombia". 

La organización agregó que "un ganadero vinculado a la cadena de suministro del Grupo Éxito, admitió haber deforestado cientos de hectáreas en 2019 dentro del Parque Nacional Chiribiquete y que planeaba talar más en el futuro. Otro manifestó lo fácil que es establecer fincas sin documentación legal".

“Puedes empacar la tierra con ganado incluso si no tiene título”, dijo otro ganadero a los investigadores quienes encontraron "evidencia de lavado de ganado mediante permisos falsos que ocultan su origen".

Susanne Breitkopf, subdirectora de Campañas Forestales de la EIA, dijo que "nuestra investigación muestra que no es suficiente que las empresas confíen en las declaraciones de sus proveedores. Necesitan implementar sus propios sistemas de diligencia debida y rastrear su carne hasta el origen de las vacas ".

En ese sentido, reseñó que "las débiles instituciones gubernamentales permiten el acaparamiento de tierras, la deforestación ilegal y el lavado de ganado. Los gobernantes de facto en la región son grupos armados que compiten por campos de coca y corredores de tráfico de drogas. Los ganaderos entrevistados confirmaron realizar pagos anuales a los grupos armados a razón de 10,000 pesos colombianos por vaca, a cambio de 'protección'". 

Ganado en áreas protegidas de Colombia

La EIA también analizó "decenas de miles de archivos del Instituto Colombiano de Agricultura y Ganadería (ICA) y pudo documentar un aumento exponencial de las poblaciones de ganado en las áreas protegidas durante los últimos 4 años".

"Este informe recomienda que el gobierno colombiano establezca la trazabilidad y la transparencia obligatorias en el sector ganadero, e insta a las empresas del sector privado a cumplir con sus compromisos públicos mediante la debida diligencia para garantizar que sus cadenas de suministro estén libres de deforestación y violaciones de derechos humanos". 

Hasta el momento, Almacenes Éxito y Colsubsidio no se han pronunciado sobre los resultados de esta investigación. 

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.