Cargando contenido

Por ahora las compañías de hidrocarburos y mineras en el país ya están comprando 'bonos de carbono'.

Zona amortiguación PNN Los Nevados
RCN Radio Pereira

Algunas empresas grandes de hidrocarburos y mineras están pagando por los 'bonos de carbono' que no es otra cosa que pagar por la conservación de bosques.

En el evento Estado Actual del Mercado Colombiano de Carbono y Expectativas para el 2019 realizado en Bogotá, empresarios, organizaciones no gubernamentales, gobierno y comunidades se reunieron para hablar de una nueva forma de hacer negocio, conservando los bosques en el país. 

Lorenzo González, líder afro comunitario de la cuenca baja del río Calima en Buenaventura, afirma que "esos bosques mantienen el oxigeno para respirar que, si conservamos, es lo que vamos a vender".

Puede leer: Colombia ni siquiera restaura la tercera parte de los bosques que tala

¿Cómo funciona la compra de bonos de carbono?

La compra de bonos refuerza una iniciativa del Gobierno Nacional con la Reforma Tributaria de 2016 que creó el Impuesto al Carbono.

El impuesto fijó el precio de 15.000 pesos por cada tonelada de carbono para las empresas. En ese entonces, también se generó la alternativa de comprar los bonos de carbono, que cuestan alrededor de 12.000 mil pesos por cada tonelada.

"Con los bonos las empresas tienen más opciones para pagar por proyectos de reforestación, conservación, control de la tala de bosques o por la implementación de energías renovables", sostuvo Luis Fernando Jara, director del programa Páramos y Bosques de Usaid, Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

Audio

Escuche informe sobre cómo las empresas están pagando por el aire limpio

0:27 5:25

"Los empresarios prefieren pagar por los bonos de carbono. Actualmente, la demanda para este año es de 50 millones de toneladas y no existen proyectos suficientes para poner en el mercado más bonos de carbono", explicó Jara.

Danilo Villafañe, uno de los líderes de la comunidad indígena Arhuaca de la Sierra Nevada de Santa Marta, reflexionó ante el auditorio asegurando "que de nada sirve que les paguen por conservar los bosques si las empresas en Colombia no se comprometen a mitigar los efectos del cambio climático". 

"Esto no es 'acá dañamos y luego reparamos'. La naturaleza no funciona así. El compromiso deber ser de todos", expuso Villafañe ante decenas de asistentes al evento.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido