Cargando contenido

El ministerio de Ambiente reportó que los principales proyectos para descontaminar el río tienen cierre financiero.

Río Bogota en Villapinzón, Cundinamarca.
El río Bogotá nace limpio y se contamina en el municipio de Villapinzón, Cundinamarca.
RCN Radio/Danilo Arenas.

Las dos mega obras (Salitre y Canoas), ubicadas en la capital del país y Soacha, para descontaminar el río Bogotá y los proyectos de 20 municipios tienen la garantía financiera que determina, en parte, el éxito de la construcción de dichas estructuras.

"Las mega obras como la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales- Petar- Salitre II y Canoas cuentan con cierre financiero. La buena noticia es que los 20 municipios ribereños cuentan también con los recursos para la puesta en marcha del funcionamiento de las Petar", indicó Fabián Caicedo, director de Gestión Integral del Recurso Hídrico del ministerio de Ambiente. 

Caicedo hace parte del Consejo Estratégico de la Cuenca Hidrográfica del río Bogotá, encargado de vigilar que efectivamente las obras para recuperárlo sean una realidad. 

Le puede interesar: Claudía López dice que habrá "absoluto compromiso" con descontaminación del río Bogotá

¿Algún día veremos recuperado el río Bogotá? Esta es quizá la pregunta más escuchada en los eventos en torno a este afluente, y en la inauguración del Sistema de Información de la Cuenca del Río Bogotá no fue la excepción. 

"Los procesos de saneamiento de las fuentes hídricas son lentos, de grandes inversiones de educación ambiental, pero lo que se ha querido con todos los entes territoriales es brindar a todos los asentados en la cuenca un río que de nuevo nos brinde servicios ecosistémicos", indicó. 

Explicó que en el caso de la Petar Salitre II, el proyecto estará listo en el primer trimestre de 2020 y se espera que la Petar Canoas en Soacha, que descontaminará la mayoría de residuos que llegan directamente al río, empiece a funcionar para el año 2026.

En video: Así ha sido la contaminación del río Bogotá, una mezcla de colores y olores

"En el caso de los municipios, algunas obras van más adelantadas que otras. Estamos hablando de algunos con cierre financiero como Chía, Cota, Cajicá, Zipaquirá y Villapinzón, ubicados en la parte alta del río", señaló. 

Sin embargo, "tener cierre financiero de los proyectos más importantes para descontaminar el río Bogotá no es garantía suficiente para descontaminarlo. También hace falta la voluntad política y allí estaremos vigilando que estos proyectos se cumplan y ver el río Bogotá descontaminado, sea una realidad", agregó Caicedo.

 

Consejo Estratégico citará a nuevos alcaldes 
 

En una nueva sesión del Consejo Estratégico de la Cuenca Hidrográfica del río Bogotá, que preside el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, fueron presentados los resultados y logros de la gestión 2019, como, por ejemplo, el aval para el Plan de Ordenación y Manejo de la Cuenca Hidrográfica del río Bogotá (POMCA). 

La articulación con el sector curtidor, el apoyo técnico a diferentes sectores, el cierre financiero de la PTAR Canoas, la creación de herramientas de divulgación de acciones de la sentencia en general, la consolidación del Consejo Estratégico y las obras de ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales El Salitre fueron también logros presentados en la sesión.

Al final de la reunión, y como parte de los retos, los asistentes y delegados, incluidos los organismos de control, acordaron extender en los próximos días una invitación a los alcaldes que asumirán su cargo en enero y cuyos municipios tienen órdenes concretas en la sentencia del Consejo de Estado, de tal suerte que conozcan de una vez las responsabilidades que asumirán y mantengan el cumplimiento de las acciones a buen ritmo.

Los municipios con responsabilidades en esta Sentencia son:

Cuenca Alta:
Villapinzón, Chocontá, Suesca, Sesquilé, Gachancipá, Tocancipá, Zipaquirá, Cajicá, Sopó, Chía, Cota, Nemocón, La Calera, Cogua, Guatavita, Guasca, Tabio, Cucunubá, Tenjo, Tausa, Subachoque.

Cuenca Media:
Bogotá, Funza, Mosquera, Soacha, Sibaté, El Rosal, Madrid, Bojacá, Facatativá, Chipaque, Granada.

Cuenca Baja:
San Antonio del Tequendama, Tena, La Mesa, El Colegio, Anapoima, Apulo, Tocaima, Agua de Dios, Ricaurte, Girardot, Zipacón, Anolaima, Cachipay, Viotá, Quipile.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido