Cargando contenido

En el Día Mundial de la Protección de la Naturaleza advierten sobre el riesgo en Derechos Humanos, en aras de proteger el ambiente.

Deforestación en la Amazonia (Municipio de Colniza, estado de Mato Grosso, Brasil)
Deforestación en la Amazonia (Municipio de Colniza, estado de Mato Grosso, Brasil)
AFP

Son dos las situaciones que se ponen sobre la mesa en el Día Mundial de Protección de la Naturaleza: por un lado, proteger los ecosistemas sensibles que hacen posible el abastecimiento de agua, entre otros servicios, y por el otro, la eventual vulneración de los Derechos Humanos, en aras de proteger dichos entornos. 

La Amazonia es una de las regiones que más han sufrido la destrucción de sus ecosistemas. La ONG internacional de medio ambiente WWF advierte que en solo 50 años la humanidad ha devastado el 20 % de este lugar estratégico, que es clave para la producción de agua en el mundo. 

En la lucha por proteger áreas de gran importancia ambiental, también se pone de manifiesto la posible vulneración de los derechos humanos en un país como Colombia, considerado el segundo más biodiverso del mundo.

En ese sentido, la Defensoría del Pueblo advirtió ante los magistrados del Tribunal Superior de Bogotá, en la audiencia de seguimiento al fallo de protección de la Amazonia colombiana, que "en aras de proteger el medio ambiente y mitigar el cambio climático, Colombia podría estar violando los derechos humanos en poblaciones consideradas vulnerables". 

En contexto: Al mes son capturadas 16 personas por delitos ambientales en Colombia

En esa audiencia, el abogado Julián Salamanca, del área de Restitución de Tierras de la Comisión Colombiana de Juristas, denunció que en el reciente operativo denominado 'Artemisa Uno', a principios de 2019, liderado por el Ministerio de Ambiente y la fuerza pública, judicializaron a nueve personas que, al parecer, estaban deforestando en Chiribiquete, en la Amazonia. Sin embargo, para Salamanca, estas detenciones no atacan el principal problema y afectan a personas que también han sido víctimas.

"Lo que hemos puesto de presente es que esta no es la forma de contrarrestar el cambio climático, ni proteger los ecosistemas. Que los esfuerzos del Estado deben ir encaminados a atacar los grandes focos de deforestación", indicó. 

"No es posible que, como sociedad, el Estado gaste recursos humanos y económicos para llevar ante la justicia a una familia de campesinos, la mitad de ellos se encuentran en situación previa de desplazamiento, y que los muestren ante los estrados judiciales como un avance en la lucha contra la deforestación, la protección de los ecosistemas y el cambio climático". 

Le puede interesar: Se amplía Parque de Chiribiquete, tras ser declarado Patrimonio de la Humanidad

Salamanca explica que a las personas detenidas, y luego judicializadas en San José del Guaviare (Amazonia colombiana), "se les imputaron delitos como incendio en flagrancia (situación que todavía no ha sido demostrada en el expediente), invasión en áreas protegidas y aprovechamiento ilícito de áreas forestales".

Además, el abogado señala que "se vieron obligados a aceptar cargos por su condición muchas veces de analfabeta". 

Áreas protegidas

Según explica la ONG WWF, si bien América Latina ha logrado avances en la protección de los ecosistemas, las presiones contra las Áreas Naturales continúan.

"De esta forma tenemos que las selvas tropicales se están reduciendo. Casi el 20 % de la Amazonia ha desaparecido en tan solo 50 años (Nobre, 2016). Las tasas actuales de extinción de especies son de 100 a 1,000 veces mayores que en el pasado de la historia de la Tierra, antes del ser humano. De todas las especies extintas desde 1500 a.c., 75 % fueron afectadas por sobreexplotación o agricultura". 

De acuerdo con el Informe Planeta Vivo, publicado por WWF en 2018, América Latina ha sufrido la disminución más dramática de vertebrados en el mundo, con 89 % de pérdida de 1040 poblaciones de 689 especies estudiadas desde 1970.

Se estima que las poblaciones documentadas de peces, aves, mamíferos, anfibios y reptiles han tenido un declive de 4.8 % anual desde el centro de México hasta la Patagonia, un área que conforma la región biogeográfica neotropical, la cual alberga tres de los cinco países más biodiversos del mundo (Brasil, Colombia y México).

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido