Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Osos Huila
Las imágenes se lograron gracias a las cámaras trampa instaladas en estas zonas.
Cam

Una tierna escena presenciaron los habitantes de la vereda Chinatá, de Gámbita, Santander, quienes avistaron a dos oseznos que por estar jugando en un afluente de esa zona del departamento se separaron de la mamá osa, según reportaron los pobladores del lugar.

Luego de extraviarse, los cachorros se quedaron jugando en los árboles y las vías, donde fueron grabados por las personas que transitaban cerca, quienes hicieron el respectivo reporte a la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS).

Lea también: Schwarzenegger arremete contra líderes políticos que no lidian con crisis climática

En las imágenes se ve a los dos oseznos jugando en medio de las ramas de unos árboles, y uno de ellos incluso corre por una de las carreteras.

“Tenemos una historia muy bonita que ha sucedido en Gámbita y queremos contarles. Se refiere al desvío de la mamá osa de dos oseznos que yendo en su marcha con ella, se atreven a cruzar el río Huerta y quedan perdidos”, explicó Luis Emilio Atuesta, médico veterinario de la Corporación Autónoma Regional de Santander.

Con el fin de proteger la vida de estos animales que hacen parte de la fauna silvestre, especialistas de la entidad se desplazaron hasta el lugar para atender la situación.

Le puede interesar: Científicos descubren que el centro de la Tierra no es totalmente solido como se creía

“Salió una comisión desde San Gil hasta Gámbita para hacer una expedición y establecer qué fue lo que sucedió. Determinamos que ellos estaban juntos, y como les encanta jugar en el río, pues en ese jugueteo se cruzaron el río. Luego, se quedaron jugando al otro lado en unos árboles y otro se distrajo, y eso generó la preocupación de la comunidad y nos reportaron a nosotros”, agregó el médico veterinario.

Luego de varias horas separados, los tres animales pudieron reunirse y están en perfecto estado de salud. “Mamá es mamá. Después de un tiempo la mamá osa ha cruzado el río y se ha traído a sus dos oseznos. Juntos continuaron su marcha muy feliz, andando por el bosque en busca de comida con tranquilidad en compañía de mamá”, concretó Atuesta.

Más información: Miembros del Comité defensor del Páramo de Santurbán denuncian amenazas

Entre tanto, las autoridades ambientales hicieron un llamado para proteger el hábitat de los osos, cuya presencia es poco común en la región.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.