Cargando contenido

Según los demandantes, el Gobierno es el responsable de recuperar la deforestación del Amazonas.

AMAZONAS
Colprensa

El director del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad, Dejusticia, César Rodríguez, aseguró que el fallo de la Corte Suprema a favor de 25 jóvenes que demandaron al Estado para exigir un plan de acción para la protección de la Amazonía, ejerce una presión jurídica para que el Gobierno actúe de manera inmediata.

En entrevista con RCN Radio, el abogado indicó: "el fallo pone una presión jurídica sobre el Gobierno como forma de reducir la deforestación en el Amazonas".

Según César Rodríguez, los jóvenes que interpusieron la demanda no tenían una intención ambiciosa con el Gobierno, sino "simplemente de pedirle que cumpla lo prometido".

De acuerdo con el jurista, aunque "los fallos de tutela siempre tienen posibilidad de sanciones por desacato, en la práctica esto no es deseable, la idea es que no sea necesario arrestar a nadie y que haya acción y avance".

Respecto a los instrumentos jurídicos para hacer cumplir el fallo, César Rodríguez señaló que "en este caso sí hay, lamentablemente ni las autoridades locales ni nacionales han tenido la capacidad de atender estas normas". 

Señaló que la falta de voluntad ha hecho que no se implementen con efectividad los planes en la defensa del Amazonas.

"Lo que falta es decisión y voluntad política en capacidad para implementar esas normas y esos planes".

Y reiteró que esta sentencia de la Corte Suprema de Justicia debe verse como una oportunidad para avanzar en asuntos ambientales que favorezcan esta región.

"La oportunidad que da esta sentencia es eso, ya que la Corte Suprema no había sido tan arriesgada en temas ambientales, como poner a los diferentes actores del Estado a organizarse, así como en temas de salud y en asuntos de derechos de la población desplazada", puntualizó el abogado.

Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido