Cargando contenido

Según el Ministerio de Agricultura, en algunas zonas del país las bajas temperaturas han ocasionado daños irreversibles en los cultivos.

Cultivos
Ministerio de Agricultura.

Tras los cambios bruscos de temperatura que se han registrado en el país en los últimos días, la producción agropecuaria ha sufrido algunas afectaciones, motivo por el cual el Ministerio de Agricultura y el ICA recomiendan a los productores estar alerta para afrontar este fenómeno y evitar un mayor impacto negativo en la producción.

Según reportó la cartera agropecuaria, en algunas zonas del país las bajas temperaturas en la madrugada han ocasionado daños irreversibles en  los cultivos.

En las regiones del país en donde se presentan intensas lluvias, el ICA recomienda mantener la alerta sobre ataques de algunos hongos, debido al incremento progresivo de los contenidos de humedad del suelo, así como la recolección temprana de frutos, podas fitosanitarias y destrucción de residuos de cosecha.

Los departamentos más afectados por las heladas que se presentan en horas de la madrugada son Cundinamarca, Boyacá, Nariño y en municipios que estén por encima de los 1.500 metros sobre el nivel del mar, según reportó el ICA.

De la misma manera la entidad alertó a los agricultores y ganaderos para que apliquen medidas preventivas que minimicen el impacto de estas condiciones climáticas en los cultivos y en la producción ganadera.

Estas son algunas de las recomendaciones del Gobierno:

  • Monitorear la información y alertas que emite diariamente el Ideam. 
  • Busque para los animales medios alternos de abastecimiento de agua. 
  • No realizar quemas, es obligación garantizar la seguridad de su entorno
  • Planifique turnos de riego para que todos tengan acceso al agua.
  • Construir reservorios para almacenar el agua (preferiblemente cubiertos).
  • Generar planes para el control de plagas.
  • Identificar fuertes alternativas de agua como pozos aljibes y haz el mantenimiento necesario a estos.
  • Participar en actividades de información y educación pública sobre el uso racional del agua y la prevención de los riesgos a los que se está expuesto.
  • Cubrir las plantas con coberturas plásticas.
  • Emplear coberturas vivas o muertas para evitar la deshidratación del suelo
  • Conservar arvenses o ciertas malezas en las calles del cultivo. Éstas evitan que los rayos del sol causen mayor impacto en la tierra.
  • Emplear fuentes compuestas como fuente de Nitrógeno, evitar las fuentes simples.
  • Consultar a un asiste técnico, a las Umata, secretarías de agricultura municipales y departamentales o a la oficina del ICA más cercana al predio.


En producción ganadera:

  • Construir pequeños diques en depresiones y hondonadas para recoger las aguas lluvias.
  • Construir cambuches o cobertizos para el sombrío del ganado en sabanas o praderas muy descubiertas, que eviten la deshidratación y daño en la piel de los bovinos.
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido