Cargando contenido

El presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, ordenó la custodia de pruebas clave en investigación por la emergencia ambiental en Santander.

Derrame petróleo Santander.
RCN Radio.

Pese a que el derrame de petróleo en el departamento de Santander ya fue controlado, la tragedia ambiental es inminente y aún no se conocen las causas.

El presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, aseguró en diálogo con RCN Radio que esta tragedia no se podía prevenir y ordenó la custodia de pruebas clave en investigación por emergencia la emergencia ambiental en Santander.

"Nosotros con los reportes de la Contraloría podemos decir con absoluta tranquilidad, que de los pozos nombrados en ese reporte todos están abandonados, y el pozo Lizama 158 no era parte de los pozos mencionados en ese reporte", indicó.

Razón, por la que Bayón ordenó el inicio de una investigación con el fin de establecer si existieron irregularidades en el manejo del pozo Lizama  '158' que originó la emanación de crudo que provocó la emergencia ambiental en el corregimiento La Fortuna, cerca de Barrancabermeja-Santander.

"He ordenado la custodia de todos los documentos, los correos, los informes y los chats porque todo tiene que ser reservado en esta investigación", dijo Bayón.

De igual forma, anunció que para avanzar en las respectivas indagaciones fue designado un grupo de expertos independiente al que llevó a cabo las operaciones en relación con el pozo Lizama. 

"El objetivo es que esos expertos  se devuelvan hasta el año 2006 cuando perforamos el pozo y hagan un recuento detallado desde lo técnico, de información y de todas la comunicaciones", indicó Bayón.

Señaló que "necesitamos entender primero, qué sucedió y luego entender si hubo eventualmente decisiones que se demoraron,  para poder trabajar y prevenir  algún evento de estos para el futuro".

El presidente de Ecopetrol hizo énfasis en que en estos momentos la prioridad es trabajar en atender todo lo relacionado con la emergencia y prestar apoyo a los habitantes que han resultado afectados en la zona.

Reportó que a la fecha, la compañía se ha encargado de la re-ubicación en un hotel cercano al sector de la emergencia de 69 personas y que se viene trabajando para prestar asistencia a finqueros, ganaderos y pesqueros de la zona.

Asimismo, aseguró que de acuerdo con los registros técnicos que maneja Ecopetrol, el volumen de barriles de crudo que cayó a los cuerpos  de agua fue de 550 barriles.

"El crudo cayó en una escorrentía que va a la quebrada Lizama, entre los días 12 y 15 de marzo, es decir, hace ya doce días que no tenemos  crudo cayendo en los cuerpos de agua", según dijo Bayón.

No obstante, indicó se avanza en una labor de recolección, porque aún quedan residuos de crudo en la quebrada Lizama, en el Caño Muerto e iridiscencia en le río Sogamoso.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido