Cargando contenido

Un representante de San Vicente del Caguán (Caquetá) cuenta quiénes estarían detrás de la deforestación.

 Tala de árboles en la Amazonía
AFP

Edwin Vargas, líder comunitario del municipio de San Vicente de Caguán en Caquetá, contó en la audiencia de seguimiento al fallo que ordenó la protección de la Amazonia colombiana, las razones detrás de la deforestación. 

El municipio de San Vicente del Caguán en Caquetá perdió el año pasado, 19.652 hectáreas de bosque. Es el municipio con mayor deforestación en Colombia, pese a que en 2017 hubo una reducción de siete mil hectáreas. 

Lea también: Magistrados piden a Minambiente coordinar protección de la Amazonia

En el último día de la audiencia, que inició el pasado 15 de octubre, de seguimiento al fallo de la Corte Constitucional que otorgó derechos a la Amazonia,  Vargas contó ante los tres magistrados del Tribunal Superior de Bogotá, otro panorama sobre las razones de la deforestación.

Vargas, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Edén del Tigre en San Vicente del Caguán, contó que "por talar una hectárea de bosque, nos pagan hasta 300 mil pesos y nos demoramos medio día". 

Este dato dejó perplejos a los magistrados y a unos 20 asistentes quienes escucharon también sobre "nuestras maneras de subsistir ante el abandono del Estado, luego del proceso de paz con la guerrilla de las Farc", dijo Edwin.  

Audio

Escuche testimonio de campesino sobre la deforestación en la Amazonia

0:27 5:25

"Acá solo se tiene información sobre la teoría y hablan de sumas elevadas. Dicen que a un campesino le pagan hasta seis millones por hectárea deforestada y lo cierto es que pagan 250 mil o 300 mil pesos", afirmó. 

Explicó que "si se consigue a otro jornalero para hacer el trabajo, se pueden deforestar al día hasta tres hectáreas de bosques". 

"¿Quiénes les pagan por deforestar?", preguntó uno de los magistrados. "Son ganaderos con muchos recursos". 

Le puede interesar: ¿Por qué se incumplió fallo de protección de Amazonia? Piden cuentas al Gobierno

"¿Qué ganaderos son?", cuestionó de nuevo. Vargas respondió que, "San Vicente del Caguán es un municipio muy ganadero, entonces, ellos son de la región y cuentan con recursos muy significativos".

Explicó que luego de la retirada de la guerrilla de las Farc de estos territorios, hay una especie de libertad "porque esa guerrilla nos controlaba el número de hectáreas que podíamos deforestar. Ahora hay una libertad de hacer lo que yo quiera". 

Dijo que el Estado ha llegado con represión a estos territorios, mencionando que el Plan Artemisa que lidera el ministerio de Ambiente con entidades de la Fuerza Pública "han quemado casas de los campesinos y les han hecho firmar papeles para desterrarlos de sus viviendas". 

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido