Cargando contenido

Hasta la arena del desierto se encuentra presente en la atmósfera colombiana.

Partículas contaminantes
fenómeno llamado inversión térmica.
AFP

En los últimos días las autoridades ambientales han estado en alerta por la gran magnitud de partículas existentes en la atmósfera como posibles causantes de enfermedades respiratorias.

A propósito del tema, la aparición de partículas de arena en el aire es considerado un fenómeno llamado inversión térmica, que se produce en el momento en que el polvo proveniente de África logra saturar la atmósfera, llevando a que se mezcle con otras partículas producidas por la industria y lleguen mediante fuertes corrientes de viento a países como Colombia.

Lo que realmente es preocupante no es la cantidad de partículas que reposan en la atmósfera, lo que mantiene en alerta a los entes de control en el país son lo contagiosas y peligrosas que éstas pueden llegar a ser.  

Lea tambiénAutoridades de Bogotá monitorean partículas provenientes del desierto del Sahara

Óscar Ducara, subdirector de calidad del aire, auditiva y visual de la secretaria de Ambiente de Bogotá, explicó a CNN en español que “hasta el momento no se han presentado emergencias por este fenómeno en Colombia, pues la llegada de estas partículas al país es común entre diciembre y marzo de cada año”. 

"En este momento las redes nos indican que hay una condición favorable y moderada, que es totalmente normal. No ha pasado nada. Simplemente, estamos siempre muy alertas para hacer prevención y tomar decisiones como distrito", sostuvo el funcionario. 

Ducara advierte que este tipo de moléculas solo se logran identificar mediante aparatos especiales que miden la contaminación por lo que será muy difícil poder visualizarlas en el aire.  

Cabe resaltar que los eventos de polvo y arena son cíclicos, pues es necesario esperar que las tormentas terminen de realizar su viaje a través de los fuertes vientos que llegan a las costas.  

Le puede interesarAgua de mar, ¿el combustible del futuro?

Es importante conocer que la arena que proviene de África y llega al continente americano trae consigo bacterias, esporas, virus, pesticidas y demás elementos de la materia que a medida de su paso van recogiendo y afectando el ecosistema.  

"Es normal", insiste Dacuara a CNN. "Es un fenómeno natural que sucede por la movilidad de vientos. Cuando hay vientos y hay arena, pues hay movilidad de material. Hay momentos que se incrementan y donde puede ser más riesgoso… pero en este momento lo tenemos controlado y no está siendo ese fenómeno adverso", añadió. 

Ahora bien, lo realmente importante es mantener controlada la alerta para evitar contagios o alteraciones en la salud de los colombianos.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido