Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Peces muertos.
Peces muertos - foto referencial
Colprensa

Un nuevo análisis realizado por la ONG de medio ambiente WWF, reveló que la producción de alimentos está peligro por la presión sobre los ríos.

El informe advirtió que la forma en la que se producen los alimentos, está degradando cada vez más estos ecosistemas.

La publicación llamada "Ríos de Alimentos", anunciada antes de la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de la ONU, "encontró que un tercio de la producción mundial de comida depende de los cada vez más amenazados ríos del mundo. Esto socava la seguridad alimentaria y nuestra capacidad para abastecer de manera sostenible a 10 mil millones de personas para el 2050". 

Jeff Opperman, científico líder de Agua Dulce de WWF a nivel mundial y coautor del estudio, señaló que “los ríos nos han nutrido desde los inicios de la civilización, ayudando a alimentar a miles de millones de personas desde comunidades indígenas hasta megaciudades. Pero los sistemas fluviales están sometidos a un estrés cada vez mayor y si no tomamos medidas urgentes para gestionarlos mejor, no podremos abastecer de forma sostenible a todos en la Tierra”.

Lea más: "El Río Magdalena está enfermo", advierte director del Humboldt

El informe describe "cómo estos ríos sustentan cuatro componentes clave de la producción mundial de víveres: riego, pesca de agua dulce, deltas y agricultura en tierras aluviales y cómo el sistema completo ( la forma en la que se producen los alimentos)  corre un riesgo creciente debido a la degradación en curso de los ríos del mundo. Nunca antes se había realizado un análisis tan holístico del papel fundamental que desempeñan los ríos en la nutrición de la humanidad"., 

Joao Campari, líder mundial de Alimentos de WWF, indicó que "los ríos son las arterias del planeta, fluyen con agua, sedimentos y nutrientes que sustentan un tercio de la producción mundial de alimentos, pero irónicamente nuestras prácticas agrícolas son unas de las mayores amenazas para los ríos y la producción de alimentos que sostienen".

En ese sentido, añadió que "es urgente transformar la forma en la que  producimos alimentos para reducir el impacto sobre el clima, la naturaleza y los ríos y asegurarnos de que podamos nutrir a 10 mil millones de personas dentro de los límites planetarios para el 2050".

Un tercio de las especies de agua dulce están en riesgo

Según los expertos de WWF, los ríos "han sido pasados ​​por alto y subvalorados. Los ríos están bajo una presión cada vez mayor debido al uso excesivo del agua, la sobrepesca, el represamiento para la generación de energía hidroeléctrica, la contaminación y el cambio climático".

El estudio destacó que "la agricultura por sí sola representa más del 70 % de toda el agua dulce utilizada por las personas, mientras que también es el mayor contaminador de ríos y ecosistemas de agua dulce, y un importante contribuyente a las emisiones de gases de efecto invernadero, la deforestación y la pérdida de biodiversidad". 

El reporte habla del "enorme daño" que hemos generado sobre los ríos, "evidenciado el colapso de la biodiversidad de agua dulce".

"En los últimos 50 años hemos perdido el 84 % de nuestras poblaciones de especies de agua dulce, mucho más que en los ecosistemas terrestres o marinos. Los sistemas alimentarios son responsables del 50 % de la pérdida de esta biodiversidad. Un tercio de las especies de agua dulce están en riesgo, un tercio de los peces de agua dulce se enfrenta a la extinción. Estas impactantes estadísticas recalcan la grave amenaza para un tercio de la producción mundial de alimentos que depende de los ríos”, puntualizó el informe de la ONG ambiental WWF.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.