Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

España

Un nuevo informe dirigido por investigadores del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK) de Alemania asegura que, casi la mitad (44%) de la producción actual de alimentos es perjudicial para el planeta, causando pérdida de biodiversidad, degradación del ecosistema y estrés hídrico". 

A medida que la población mundial continúa creciendo, "¿puede durar eso?", cuestiona la publicación, al asegurar que la Tierra no tiene la capacidad suficiente para producir la mitad de los alimentos que demanda la población mundial. 

"Al observar el estado del planeta Tierra y la influencia de las prácticas agrícolas mundiales actuales, hay muchas razones para preocuparse, pero también motivos para la esperanza, si vemos acciones decisivas muy pronto", dice Dieter Gerten, autor principal de PIK y profesor en la Universidad Humboldt de Berlín.

Expone además que es necesario un cambio radical en los sistemas de producción agrícola en el mundo y por ende, un cambio en la dieta de los seres humanos. 

Le puede interesar: Colombia destacará avances en materia energética en Foro Económico Mundial

 “Actualmente, casi la mitad de la producción mundial de alimentos depende de cruzar los límites ambientales de la Tierra. Asignamos demasiada tierra para cultivos y ganado, fertilizamos demasiado e irrigamos demasiado. Para resolver este problema frente a una población mundial aún en crecimiento, colectivamente necesitamos repensar cómo producir alimentos", indicó Gerten.

Para los investigadores las soluciones pasan por suministrar una dieta suficiente y saludable para cada persona mientras se mantiene nuestra biosfera en gran parte intacta. 

"Esto requerirá no menos de un cambio de sentido tecnológico y sociocultural. Incluye la adopción de formas radicalmente diferentes de agricultura, reducción del desperdicio de alimentos y cambios en la dieta", afirmó. 

El análisis de los expertos en Alemania, evidencia que tales transformaciones, permitirán proporcionar suficiente comida hasta para 10 mil millones de personas.

Lea también: Colombia busca que en 2030 la energía sea en un 70% de fuentes renovables

En ese sentido, explica el Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, un efecto secundario positivo, estará en la agricultura sostenible que puede aumentar la resiliencia climática general, al tiempo que limita el calentamiento global. 

"Sin embargo, en otros lugares, la agricultura está tan lejos de los límites locales y de la Tierra que sistemas aún más sostenibles no podrían equilibrar por completo la presión sobre el Medio Ambiente, como en partes de Oriente Medio, Indonesia y, en cierta medida, en Europa Central. Incluso después de recalibrar la producción agrícola, el comercio internacional seguirá siendo un elemento clave de un mundo alimentado de manera sostenible", reconoce.

Cambios de dieta y dejar de desperdiciar alimentos

Según lo investigadores, los cambios en la dieta a gran escala parecen "ser inevitables" para cambiar el rumbo hacia un sistema alimentario sostenible. Por ejemplo, en relación con el aumento del consumo de carne en China, algunas partes de las proteínas animales tendrían que ser sustituidas por más legumbres y otras verduras. 

“Cambios como este pueden parecer difíciles de masticar al principio. Pero a la larga, los cambios en la dieta hacia una mezcla más sostenible en su plato no solo beneficiarán al planeta, sino también a la salud de las personas ”, agrega Vera Heck de PIK. 

Otro factor crucial es reducir la pérdida de alimentos. En línea con los escenarios adoptados en el presente estudio, el Informe Especial más reciente del IPCC sobre el uso de la tierra encontró que actualmente, hasta el 30 por ciento de todos los alimentos producidos se pierden en el desperdicio.

Fuente

Sistema Integrado de Información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.