Cargando contenido

Mientras que algunos avalan esta práctica otros aseguran que "sería fatal para el ambiente".

Foto de referencia de la actividad del fracking
Foto de referencia de la actividad del fracking
Ingimage

El debate sobre la conveniencia o no del fracking en la exploración de hidrocarburos revivió esta semana, luego de que una comisión de expertos planteara -con condiciones- la posibilidad de ejecutar proyectos pilotos de fracturación hidráulica especialmente en el Magdalena Medio, teniendo en cuenta el gran potencial petrolero que tiene Colombia.

El vocero de la Red por la Justicia Tributaria, Mario Valencia, aseguró que si se hace fracking, además de los altos impactos ambientales, será bajo el marco de la misma política petrolera en la que el Estado tiene unas ganancias marginales, ya que las grandes utilidades se las llevan las multinacionales.

En contexto: ¿Qué quiso decir la comisión de expertos en su recomendación sobre el fracking?

Valencia señaló que "se utiliza como argumento una especie de chantaje y es que si no se usa fracking toca importar petróleo. Pues Japón no tiene una gota de crudo y refina 10 veces más combustibles que Colombia".

El vocero concluyó que "si en 100 años el Estado no fue capaz de usar el petróleo como un motor del desarrollo de diversificación productiva, no veo como vaya a hacer con el fracking en los próximos diez años de desastre ambiental como vaya a cambiar esa situación".

Por su parte el expresidente de Campetrol, Ruben Darío Lizarralde, manifestó que es importante que se tenga en cuenta la opinión de la comisión de expertos,. "El consumo de petróleo en el mundo se está disminuyendo y si nosotros no aprovechamos lo que tenemos no solamente vamos a tener problemas sociales y de crecimiento económico sino que vamos a perder una oportunidad", explicó.

Lea además:  No estigmatizar el fracking, el pedido del MinMinas

Lizarralde enfatizó que todas las actividades económicas tienen riesgos ambientales"; las cosas deben hacerse bien y creo que se puede seguir adelante con el fracking".

Agregó que "no olvidemos que Venezuela está a punto de cambiar de Gobierno y, si la situación se da, la dinámica petrolera la adquiere de nuevo ese país, la inversión extranjera se querrá ir para allá y nosotros perderemos una oportunidad de oro".

Entre tanto el exministro de minas, Amilkar Acosta, señaló que “hacer las cosas bien importa más que hacerlas”.

Según el ex ministro, el país requiere incorporar barriles de petróleo a sus precarias reservas (1.800 millones de barriles y un coeficiente R/P de menos de 5 años) y así espantar el fantasma de la importación de crudo. 

"Por ello comparto la recomendación de la Comisión de expertos, en el sentido de avanzar en el alistamiento para acometer unos pilotos de investigación controlados en los yacimientos fiscalizados que operen bajo rigurosos parámetros y las mejores prácticas", puntualizó.

Cabe recordar que esta técnica tiene numerosos detractores porque, según los ambientalistas, acarrea riesgos para el ambiente y la salud como la contaminación del agua, terremotos y fugas de metano.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido