Cargando contenido

La advertencia fue lanzada por el Ideam.

Lluvias
Durante los próximos meses se recomienda evitar exponerse a zonas de crecientes y deslizamientos.  
IDEAM

En el último reporte climático emitido por el Ideam se informó de la llegada de la segunda temporada de lluvias a lo largo de todo el territorio nacional.

Al respecto, trascendió que durante el próximo mes de octubre y gran parte del mes de noviembre se presentarán fuertes lluvias acompañadas de vientos, descargas eléctricas, disminución en la temperatura y posibles deslizamientos en las diferentes regiones del país.  

Para estos meses del año, el Ideam alertó de un aumento en las precipitaciones climáticas que estarán influenciadas especialmente por el tránsito de ondas tropicales provenientes del océano Atlántico, la ocurrencia y paso de ciclones tropicales en el mar Caribe y la paulatina migración de la zona de confluencia intertropical (ZCIT) del Norte hacia el Centro del país. 

Lea además: Congelan espermatozoides de rana dorada para evitar su extinción

Es importante destacar que, según datos del Ideam, el segundo semestre del año presenta mayor número de tormentas eléctricas que las que se manifiestan durante los meses de abril y mayo.  

Teniendo en cuenta la proyección de lluvias estimadas, las regiones que contarán con una mayor probabilidad de precipitaciones serán:

  • Andina
  • Pacífica
  • Gran parte del piedemonte llanero y amazónico 

Para reducir los riesgos de emergencia, el Ideam hizo unas recomendaciones que le permitirán mantenerse a salvo durante esta fuerte temporada de lluvias del 2019.  

• Realizar recorridos, preferiblemente en el día 

• Si el deslizamiento es en una carretera, avisar a las autoridades y a los otros conductores para ponerlos en alerta.  

• Evitar exponerse a zonas de crecientes y deslizamientos.  

• Identificar las áreas con amenazas de deslizamientos o derrumbes.  

Lea también: Minambiente urge sistemas internacionales de cooperación por la Amazonía

• Realizar un plan de emergencia familiar. 

• Estudiar rutas alternativas para su evacuación.  

• No permita que el agua se filtre en el interior de las montañas: abra zanjas, alcantarillas y cuencas firmes que permita el desagüe adecuado.  

• Evitar la acumulación de basura o desechos en suelos, ya que ésta no permite que el agua filtre por donde debe hacerlo, lo que hace que el terreno se desestabilice. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido