Cargando contenido

La ciudad estrenará 64 articulados.

Protección ambiental
Organización BYD

De acuerdo con el Plan de Desarrollo de la alcaldía de Medellín -que busca incentivar la cultura sostenible y ecológica de la ciudad- la movilidad eléctrica hace parte fundamental de los proyectos viales. 

Al respecto, la intención es posicionar los buses eléctricos como la primera iniciativa de cuidado y protección del aire, con un contrato de 64 buses que rodarán por toda capital.   

A propósito del tema, el pasado 27 de diciembre se adjudicó el contrato en la compra de la flota de autobuses eléctricos en donde cuatro empresas licitaron en un proceso donde finalmente fue escogida la multinacional BYD que cuenta con sede en Shenzhen, China.   

En un comunicado que emitió la organización BYD aseguró que “los 64 buses de Medellín serán la mayor flota de autobuses 'puramente eléctricos' de Colombia y la segunda de Latinoamérica por detrás de los 100 buses en la ciudad de Santiago de Chile, que también pertenecen a la firma”.  

Lea tambiénSer primer Distrito Ambiental de Colombia, el reto de Montería

Hasta el momento se conoce que los buses tendrán el mismo diseño al que ya circulan por los corredores de la troncal. Lo que cambiará por completo será su sistema mecánico de gasolina por uno eléctrico que permitirá ampliar la flota ya existente.  

Andrés Moreno, gerente de Metrobús, dijo que “son buses 100% eléctricos, con una longitud de 12 metros (se conocen como tipo ‘padrón’) y tienen una capacidad mínima de 80 pasajeros cada uno, y se habilitarán 16 estaciones de carga que serán instaladas en los próximos meses”. 

Por otro lado, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez indicó que los buses estarán operando en el mes de agosto y explicó que esta iniciativa forma parte de la propuesta del grupo mundial de ciudades que van en contra del cambio climático (C4O) 

Le puede interesarLos cargadores solares para baterías vehiculares

Este tipo de buses son una buena alternativa no solo para descongestionar la movilidad de la ciudad, sino que ayudan al cuidado y protección ambiental. Cabe destacar que por un vehículo se producen alrededor de 60 toneladas de CO2 al año lo que indica graves consecuencias.  

Queda esperar la inauguración oficial de la flota para evaluar las ventajas que trae el diseño eléctrico en autobuses, incentivando  a las demás ciudades del país a desarrollar estrategias limpias y renovables que disminuyan los altos índices de contaminación ambiental. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido