Cargando contenido

Según la empresa Apropet, existe más demanda que oferta de los envases PET debido al limitado nivel de reciclaje de los colombianos.

Plástico botellas
La mala gestión de los residuos de plástico satura los vertederos y perjudica al medio ambiente global.
AFP

Las botellas de plástico tardan hasta 100 años en desaparecer. Aunque es posible reutilizar en su totalidad los envases PET que la industria pone en el mercado, en Colombia solo se recicla el 31% de este material, cuando el promedio mundial es de 77%.

Jhon Henry Villamizar, gerente de Apropet, una empresa dedicada al reciclaje de botellas post consumo, asegura que “la tasa de acopio que tenemos es del 30% solamente”. De acuerdo a esta cifra, solo tres de cada diez envases son reciclados en el país.

Según Villamizar “eso no es suficiente para la demanda que están haciendo las embotelladoras”, porque la industria actualmente acopia “cuatro mil toneladas al mes y los transformadores necesitamos más de cinco mil para satisfacer a las empresas”.

Esta carencia de mil toneladas de PET es equivalente a 36 millones de botellas al mes, que podrían convertirse en nuevos envases reciclados. 

Más enIndígenas ganan batalla contra la explotación minera en el Amazonas

Sin embargo, el nivel de conciencia de los colombianos sobre el aprovechamiento de los residuos es muy limitado. De acuerdo al Ministerio de Ambiente, en el país se recicla apenas un 17% de la basura al año. 

El desaprovechamiento de este material representa un aumento en el nivel de los rellenos sanitarios de más de 3.700 m³ al mes, un volumen semejante a la medida de un globo aerostático. 

Además, produce un mayor gasto de energía y recursos naturales porque las empresas siguen produciendo nuevos recipientes plásticos, debido a la carencia de botellas recicladas. 

Reciclar, un trabajo de todos

El gerente de Apropet advierte que es “necesario que se incentive todo el tema de reciclaje y que se trabaje en la separación en la fuente para que se puedan subir las tasas de acopio”.

Villamizar explica que “reciclar el PET es demasiado fácil” porque consiste “simplemente en consumir su bebida favorita y ponerla en una bolsa blanca para que el reciclador la pueda recoger”.

Aclara que la botella no necesariamente tiene que estar lavada “porque nosotros la podemos tratar perfectamente con los mismos residuos de estas bebidas y garantizar un producto final de muy buenas condiciones".

De interésAsí son las nuevas bolsas que se convierten en abono orgánico

De esta manera, las grandes compañías que cuentan con proyectos de sostenibilidad pueden reducir su huella ambiental al pasar de producir envases con materias primas vírgenes a recipientes que provienen de material reciclado. 

Este es el caso de Postobón, una organización que en este momento produce sus empaques con un  46% de material reciclado. Así lo indica Martha Ruby Falla, directora de sostenibilidad de la firma. Inclusive, añade que  el objetivo es “usar 70% de Pet para 2024”.

Por Natalia Romero

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido