Cargando contenido

Uno de los principales conflictos ambientales del siglo XXI es el derroche y falta de cuidado por el planeta.

Protestas de jóvenes contra el cambio climático, en Bogotá
Un activista levanta sus manos con mensajes durante una protesta convocada por el movimiento "Viernes por el Futuro", en un día mundial de protestas estudiantiles con el objetivo de incitar a los líderes mundiales a actuar sobre el cambio climático, en Bogotá.
AFP

Mucho se ha advertido sobre la escasez a corto y mediano plazo de los recursos naturales, sobre todo del agua, el petróleo y las abejas, pero poco se habla sobre recursos cotidianos que podrían faltar en las próximas generaciones.  

Y es que uno de los principales conflictos ambientales del siglo XXI es el derroche y falta de cuidado por el planeta; un tema que preocupa a cientos de autoridades y ONGS ambientales. 

En contexto: Los humanos ya consumimos los recursos naturales de todo el 2019

Por ejemplo, el pasado 29 de julio, la ONU alertó que para mitad de este año los humanos consumimos los recursos naturales que generó la tierra durante el año. "En 1997, la Tierra consumió los recursos naturales que es capaz de regenerar en un año a finales del mes de septiembre. En 2016 fue el 8 de agosto, en 2018 ocurrió el 1 de agosto y, este 2019, el 29 de julio ya hemos agotado todos los recursos que la naturaleza puede regenerar en doce meses", reseñó la ONG ambiental internacional Fondo Mundial para la Naturaleza. 

Debido a ello, varios estudios han advertido sobre otros recursos naturales que están en riesgo de desaparecer:  

Espacio
Espacio orbital.
Ingimage

Espacio en órbita: desde el año 2019 en el espacio hay aproximadamente 500.000 objetos alrededor de la tierra, sin embargo, el problema radica en que solo 2000 de esos elementos son servibles, como por ejemplo GPS y los satélites usados para las comunicaciones.  

Lea además: Una cuarta parte de la población mundial está en riesgo de quedarse sin agua: WRI

Sin embargo, a medida que la tecnología avanza es más difícil que algún objeto sea introducido en el espacio aéreo, pero esto a pesar de que podría verse como algo bueno, en mediano plazo podría aumentar el riesgo que diariamente los objetos sigan lanzándose al espacio provocando una acumulación que puede interferir en las redes satelitales y afectar negativamente la tecnología. 

Arena
Arena
Ingimage

Arena: ¿Cómo es posible que el mundo pueda quedarse sin arena? Pues la respuesta es que sí. Este material es uno de los más explotados en el mundo; según la ONU, el ser humano el ser humano está utilizando este elemento a un ritmo mucho más rápido de lo que puede renovarse naturalmente. 

La arena que es constantemente utilizada en construcciones, filtraciones de agua e incluso para la fabricación de vidrios tarda miles de años en formarse a través de la erosión. 

Globos de helio
Globos de helio.
Ingimage

Helio: Aunque el uso de helio es común en fiestas de cumpleaños para inflar globos, este es un material finito que sirve esencialmente para enfriar los imanes utilizados en los escáneres de las resonancias magnéticas. 

Lea también: ¿Por qué tomarse selfies con animales puede aumentar el riesgo de su extinción?

Este material ha sido de gran ayuda para los tratamientos contra el cáncer y las lesiones en el cerebro, sin embargo, los expertos advierten que habrá escasez dentro de 30 a 50 años. 

Bananos
Bananos.
Ingimage

Bananos:  Una de las frutas insignias de los hogares podría desaparecer en futuras generaciones, esto a causa de un hongo llamado enfermedad de Panamá. Pero esto no es la primera vez que sucede; en 1950 ya se había presentado una epidemia que afecto a las producciones de banano. 

Fósforos
Fósforos
Ingimage

Fósforos:  Este elemento es una fuente esencial para el funcionamiento humano y además un fertilizante agrícola, sin embargo, su desaparición puede estar cerca debido a que la mayoría de este material termina en el mar o en los sistemas de alcantarillado.

 

*Con información de la BBC

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido