Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Pez dorado manejando
Twitter - @ronen_segev

Los animales siguen demostrando que sus capacidades sobrepasan los límites de su entorno. Con un extraño experimento, científicos israelíes pusieron a prueba las capacidades de un pez dorado en un entorno terrestre. 

Los biólogos Shachar Givon y Matan Samina de la Universidad Ben-Gurion del Negev estuvieron trabajando en un experimento en el que probaron las habilidades de este pez fuera de su hábitat natural (acuático), arrojando nuevas luces sobre el origen de las tácticas de navegación. 

"Llevamos esta idea al límite al estudiar la capacidad de navegación de un pez en un entorno terrestre. Para este propósito, capacitamos a los peces de colores para que utilicen un Vehículo Operado por Peces (FOV), una plataforma terrestre con ruedas que reacciona a las características de movimiento de los peces, la ubicación y la orientación en su tanque de agua para cambiar las del vehículo; es decir, la posición del tanque de agua en la arena", escriben en el estudio.

Lea además: Uso de carne de animales silvestres levanta polémica en programa de televisión

El propósito de Givon y Samina se enfocó en "la metodología de transferencia de dominio, donde una especie está incrustada en el entorno de otra especie y debe hacer frente a una tarea familiar (en nuestro caso, la navegación)", indicaron en el documento publicado en la revista académica Behavioral Brain Research.

Y es que la navegación es fundamental para la supervivencia de las especies a nuevos entornos, en los que su ubicación permite planificar los movimientos posteriores para llegar a un destino especial. 

Le puede interesar: Comienza vacunación de animales contra covid-19 en zoológico de Chile

"Estos resultados demuestran cómo un pez pudo transferir su representación espacial y sus habilidades de navegación a un entorno terrestre completamente diferente, apoyando así la hipótesis de que los primeros poseen una cualidad universal que es independiente de la especie", concluyen.

Aunque este no es el primer estudio hecho con los peces, se demostró que estos animales son capaces de orientarse utilizando "mapas alocéntricos y egocéntricos en un laberinto en forma de más".

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.