Cargando contenido

La autoridad ambiental pidió a Minesa identificar si con el proyecto minero se afectaría el páramo de Santurbán.

Minería.
Colprensa.

La empresa Minesa desistió de la licencia ambiental para la producción de oro en la provincia de Soto Norte, Santander,  según un comunicado de la compañía. 

Minesa radicó ante la Autoridad de Licencias Ambientales- Anla-  la solicitud de licencia el 28 de agosto de 2017, acompañado del Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

El proyecto, ubicado en la zona de influencia de California y Suratá (cerca al páramo de Santurbán) permitiría la extracción de alrededor de nueve millones de onzas de pirita y cobre, sin la utilización de mercurio y cianuro, según se señaló en estudio- EIA-. 

La ANLA  reportó que  hizo dos visitas técnicas en la zona. Una entre el 25 de septiembre y el 2 de octubre, en la cual participaron catorce especialistas de la entidad, y otra entre el 24 y el 27 de noviembre con la colaboración de la Universidad Nacional, sede Medellín, a la cual la Autoridad pidió apoyo en el proceso de evaluación de la licencia ambiental.

"Después de las visitas técnicas y el análisis del Estudio de Impacto Ambiental, la Anla decidió solicitar información adicional a la empresa", reseña en un comunicado de la autoridad ambiental. 

Las peticiones hechas por la Autoridad se refirieron, entre otros temas, a las vías de acceso del proyecto; porcentaje de relaves; consumo de explosivos; información complementaria sobre la presencia de cadmio, selenio, molibdeno y material radiactivo; definición en forma detallada de la disposición final de las aguas de rechazo; ajuste del área de influencia del medio abiótico, biótico y socioeconómico; calidad del aire, y modelación del ruido.

La Anla pidió a Minesa ajustar el programa de agua para que garantice la disponibilidad del líquido en todos los usos, usuarios y servicios ecosistémicos que puedan verse afectados por el desarrollo del proyecto.  

En ese sentido, se requirió a la empresa mayor información sobre el recurso hídrico superficial y subterráneo que identifique si puede existir alguna afectación en el páramo de Santurbán.

Asimismo mayor profundidad en los estudios que garanticen la disponibilidad de agua para consumo humano. Por ejemplo, se pidió dar mayor claridad sobre el modelo hidrogeológico, el monitoreo de isotopos y de Deuterio-O18.

También se  hizo énfasis en que sus análisis se hacen de manera regional y para ello necesita que la empresa tenga en cuenta las cuencas hidrográficas de manera completa y no fragmentada, los censos completos de fauna y flora y la totalidad de las comunidades afectadas por la intervención del proyecto, incluyendo la caracterización de la población a reasentar y que continuará residiendo en el lugar.

En cuanto a la valoración económica, que es la herramienta para estimar los valores monetarios del medio ambiente, la ANLA consideró que la empresa debe ajustar el flujo de costos y beneficios.

Por su parte Minesa, aseguró que  presentará una nueva solicitud de licencia ambiental del proyecto Soto Norte ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) en el próximo mes.

 

 

Fuente

RCN Radio con información de la Anla.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido