Cargando contenido

El acto era llamado el "beso curativo" y terminó matándolo e infectando a creyentes y familiares.

Coronavirus en India
AFP

El primer caso de covid-19 en la India se registró en enero del 2020, desde entonces, un guru ofreció curar a los contagiados con besos.  

Según el diario local ‘The Times of India’, el sujeto solía besar las manos de los devotos asegurando que podía curar cualquier problema, incluso el coronavirus. Sin embargo, dio positivo para el virus, el pasado 3 de junio, y murió al día siguiente.  

Le puede interesar: Corte Suprema de EE.UU. mantiene en pie el programa DACA para los "dreamers"

En el ritual que se llevaba a cabo en la localidad de Ratlam, el guía espiritual contagió al menos a 20 personas, entre ellas, siete de su familia, según confirmó el Departamento de salud de este país al diario local. El acto era conocido como el ‘beso curativo’ y el gurú decía que con el ritual desaparecía el coronavirus.  

Por su parte, el Gobierno de Ratlam tomó medidas para frenar este tipo de "rituales curativos" durante la pandemia, en la que han muerto alrededor de 9.900 personas en ese país.  

En esa región, las autoridades están buscando a otros responsables de los supuestos “exorcismos”. Hasta el momento, se han encontrado otros 29 implicados en estas prácticas y fueron puestos en cuarentena. 

En India, el segundo país más poblado del planeta con más de 1.300 millones de habitantes, el balance se agravó con la muerte de 2.000 personas en un solo día, con lo que suma 11.903 decesos, según el más reciente balance. 

Lea también: OMS pide mantener medidas sanitarias mientras la COVID-19 siga en fase activa

Enfrentado a una economía quedada, el primer ministro, Narendra Modi, retiró a principios de este mes casi todas las medidas de confinamiento impuestas a finales de marzo, pese a que la epidemia sigue propagándose con unos 11.000 nuevos casos diarios, que suman más de 354.065 desde el inicio de la pandemia.

Las autoridades de Nueva Delhi calculan que para finales de julio habrá más de medio millón de enfermos de COVID-19 solo en la capital india, por lo que han requisado hoteles y salas de eventos para instalar hospitales de campaña.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido