Cargando contenido

En diálogo con RCN Radio, un experto habla del tema.

Dormir mal, es decir, despertarse en varias ocasiones durante la noche aumenta el riesgo de sufrir del corazón.
Dormir mal, es decir, despertarse en varias ocasiones durante la noche aumenta el riesgo de sufrir del corazón.
Foto: Ingimage

“He visto un caracol, se deslizaba por el filo de una navaja, ese es mi sueño, más bien mi pesadilla, arrastrarme, deslizarme por todo el filo de una navaja de afeitar, y sobrevivir", es uno de los diálogos del 'Coronel Walter E. Kurtz', personaje interpretado por Marlon Brando para la película 'Apocalypse Now' (1979). 

Qué mejor explicación para una pesadilla, si no es otra cosa más que arrastrarse sobre el filo de una navaja, con la respiración ahogada y el corazón en la garganta. La Angustia, el dolor, la confusión y un profundo miedo que hiela los huesos hace sentir que todo es tan real y pareciera imposible escapar... Hasta que de repente, por cualquier motivo -boom-, se despierta de esa tenebrosa pesadilla y una placentera tranquilidad se apodera,  ya sea de súbito o con el pasar de los minutos, del cuerpo. 

Todos tenemos malos sueños, unos más que otros, pero nadie se libra de ellos. Sin embargo, ¿qué pueden decir estas pesadillas de nosotros? ¿qué significan? ¿ocultan algo sobre nuestra personalidad? ¿estaremos reprimiendo algún trago amargo? Pues bien, en diálogo con RCN Radio, el life Coach Armando Marti, explica estos interrogantes. 

Lea también: Niños asesinos: ¿En qué momento la maldad se apodera de la inocencia?

Para empezar, Marti aclara que una pesadilla habla inicialmente del cargo de conciencia respecto de algún hecho o situación que tiene una persona, un remordimiento que no lo deja en paz.

"... El sueño está diseñado para traer la paz, desconectarnos de la realidad, para hacer reales aquellas cosas que nos frustran. Un sueño debe ser descansado y tranquilo, pero cuando hay pesadillas frecuentes es un símbolo de un trauma de infancia, lo que vendría siendo un engrama (impresión que deja un acontecimiento marcado en la memoria, según la Rae) Una herida que no se pudo superar, ya sea por un abuso emocional o sexual, o una impresión muy fuerte que quedó guardada en el  inconsciente"

Una forma de resolver o sanar estas cicatrices emocionales es trayendo este trauma a la conciencia por medio de la catarsis u otras terapias dictadas por el especialista en cuestión. 

Lea también: Sonambulismo sexual: ¿es posible iniciar relación sexual mientras se duerme?

 

Pesadillas
Foto: Ingimage

En ocasiones, el cuerpo paga el precio por las heridas emocionales 

Armando Marti indica que los sueños y pesadillas son  especialmente son para prevenir un conflicto no resuelto. En los 'sueños buenos', por decirlo de alguna manera, somos o hacemos cosas que siempre hemos querido tener, romper con algún tipo de frustración. En el caso de los 'sueños malos', como ya se dijo, pueden obedecer a heridas mentales que no han cicatrizado del todo. 

"Cuando no se resuelve un conflicto el cuerpo paga el precio por medio de enfermedades psicosomáticas, es decir, afecciones de la psique que tienen influencia sobre el cuerpo y viceversa. Estos males pueden ir desde crisis o ataques de pánico, ansiedad, problemas del colon, de la columna hasta cosas más graves como el cáncer". 

Lea también: Insomnio, apnea y sonambulismo, entre los trastornos de sueño más frecuentes en Colombia

En este orden de ideas, las pesadillas son una especie de llamado que tenemos para que esta angustia no acabe con nuestro sistema nervioso.  

En el caso de tener problemas para conciliar el sueño y tener este tipo de sueños de forma frecuente que le impidan descansar tranquilamente, lo mejor ir a consulta con un psicólogo, psiquiatra o un life Coach, para facilitar la terapia, Marti aconseja tener una libreta de sueños o pesadillas. "Cada vez que nos despertemos y antes de que se nos olvide o hagamos negación de la pesadilla, podemos anotarla y posteriormente mostrársela al especialista". 

Ahora, también existen algunos 'truquitos' para frenar una mal trance y escapar, de acuerdo con el experto, estos tips consisten en tratar de imaginar que se está mordiendo la punta de la lengua, o apretarla contra el paladar. "En la hipnosis, por ejemplo, se hacen anclajes poniendo el dedo pulgar en el centro de la mano y abrazarlo y orpimirlo con los otros cuatro dedos formando un puño, de esta forma se consigue salir de la pesadilla". 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido