Cargando contenido

Piden formar una comisión independiente para investigar el uso de la fuerza por parte de la Policía.

Abogados marchan en Hong Kong
AFP

Más de un millar de abogados hongkoneses marcharon este miércoles por el corazón financiero de la ciudad para instar a las autoridades a que se abstengan de poner en práctica "persecuciones políticas" y formen una comisión independiente para investigar el uso de la fuerza por parte de la Policía durante las protestas.

Vestidos de negro, los profesionales del Derecho salieron a las calles pese al abrasador sol del mediodía para marchar en silencio desde el Tribunal de Apelaciones Finales hasta la oficina del Departamento de Justicia en el distrito Central.

Es la segunda vez que el sector legal se pronuncia desde que la controvertida propuesta de ley de extradición del Gobierno local sumiera a Hong Kong en una crisis política sin precedentes.

Al igual que en su primera marcha en junio, los abogados defienden que esta ley, que el Gobierno local dejó en "suspensión", expondría a los extraditados a riesgos de sufrir torturas, intimidaciones, malos tratos y juicios injustos.

Lea también: Trump demanda a California por ley que le obligaría a mostrar sus impuestos

Además, acusan al Gobierno de la ciudad, dirigido por Carrie Lam, de ser "profundamente vergonzoso  y deshonesto" al asegurar a la población que con la ley serán los tribunales quienes tengan la última palabra en la extradición de un hongkonés a China, Taiwán o Macao.

Asimismo, los manifestantes exigieron hoy al Tribunal de Justicia que preserven su independencia, que pongan fin a los "enjuiciamientos políticos" y que establezcan una comisión independiente que investigue la presunta brutalidad policial contra los manifestantes.

A medida que la crisis ha ido profundizándose, diferentes sectores han expresado su preocupación sobre lo que consideran una aplicación selectiva de la ley por parte de la Policía y el enjuiciamiento político de los manifestantes por parte de las autoridades judiciales.

En los últimos dos meses, más de 500 personas, incluidos numerosos jóvenes, han sido arrestados, algunos de ellos acusados de revuelta, un delito castigado con hasta 10 años de prisión según las leyes hongkonesas.

Sin embargo, los abogados destacaron que aún no ha comenzado ningún juicio contra los supuestos componentes de las mafias que atacaron con barras de metal a los manifestantes el pasado 21 de julio.

En declaraciones a la multitud, el abogado Kevin Yam Kin-fung, fundador del Grupo de Abogados Progresistas, dijo: "Todo lo que queremos es justicia. Todo lo que queremos es consistencia. No queremos ver a un montón de matones que se salgan con la suya mientras se procesa a los jóvenes y se les quita su futuro".

A modo de ejemplo: en la noche del martes, un estudiante universitario fue arrestado por la Policía por comprar diez punteros láser, provocando que cientos de residentes locales asediaran una comisaría al considerar que los agentes habían abusado de su poder.

Le puede interesar: EE.UU. usará todas las herramientas para acabar la dictadura en Venezuela: Casa Blanca

Mientras tanto, Zhang Xiaoming, uno de los más altos funcionarios chinos a cargo de los asuntos de Hong Kong, habló en un seminario a puerta cerrada en Shenzhen donde, según medios locales, mencionó que Hong Kong se enfrenta a su "crisis más severa" desde que la administración de la ciudad pasó a manos de China.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido