Cargando contenido

La jornada definirá el futuro del brexit.

Brexit, aún motivo de choque en Reino Unido
Brexit, aún motivo de choque en Reino Unido
AFP

Los colegios electorales del Reino Unido, a los que están llamados a votar este jueves unos 46 millones de británicos en las elecciones generales, abrieron  sus puertas a las 7:00, hora local, en una jornada que se prolongará hasta las 10:00 p.m.

Los dos principales candidatos a jefe de Gobierno, el actual primer ministro, el conservador Boris Johnson, que convocó estos comicios de manera anticipada -pues estaban programados oficialmente para 2022-, y el líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, votaron a primera hora.

Los colegios electorales en Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte se han habilitado mayoritariamente en centros comunitarios o escuelas del país, entre otros recintos.

Un sondeo de opinión difundido este miércoles, elaborado por la firma YouGov, reveló que los conservadores y los laboristas han reducido su diferencia, y no da por segura una mayoría para el primer ministro, aunque parte como favorito.

La exhaustiva encuesta, en la que se entrevistó a más de 100.000 personas la última semana, otorgó a los "tories" el 43% de apoyo, seguido de los laboristas con el 34%, una diferencia de nueve puntos frente a otras recientes que les concedían una brecha de 13 puntos.

Los liberaldemócratas obtendrían el 12% de respaldo, seguidos del Partido del Brexit, los Verdes y el Partido Nacionalista Escocés (SNP), con el 3% cada uno, según la firma, que ha utilizado un modelo que considera la edad, el género, la educación, la forma en que los entrevistados votaron en el pasado y otros factores.

Así, se otorga a los conservadores de Johnson una horquilla de escaños de entre 311 y 367, con lo que es difícil predecir si conseguirá la mayoría en la Cámara de los Comunes -al menos 326 de los 650 asientos.

Claves que marcan la jornada de votación

Johnson busca mayoría absoluta:

El primer ministro conservador, Boris Johnson, necesita más de la mitad de los escaños de la Cámara de los Comunes (326 de 650 asientos, aunque en la práctica puede bastar con algunos menos) para ratificar sin complicaciones su acuerdo del "brexit" y ejecutar la salida de la UE en la fecha prevista, el próximo 31 de enero.

Ninguna otra fuerza respalda oficialmente el acuerdo de Johnson, incluido el norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), antiguo socio de los "tories".

Posible gobierno alternativo:

En caso de que Johnson se quede corto para obtener una mayoría absoluta, se abriría la posibilidad de un Gobierno conservador en minoría, o bien de que el resto de formaciones pacten un Ejecutivo alternativo con el mandato de renegociar una vez más los términos de salida de la UE y, potencialmente, convocar un nuevo referéndum.

Proyecciones de las encuestas:

El particular sistema electoral británico complica la tarea de las firmas demoscópicas. Por cada una de las 650 circunscripciones en las que está dividido el país, tan sólo el candidato más votado accede a un asiento en el Parlamento.

Un puñado de votos en una pequeña región puede decantar un escaño, lo que supone una pesadilla para los encuestadores.

El sondeo más detallado realizado hasta ahora, en el que YouGov preguntó esta semana a más de 100.000 votantes, predice que los conservadores obtendrán 339 escaños, mayoría absoluta. El margen de error es, sin embargo, grande, y la horquilla abarca desde los 311 hasta los 367 asientos, lo que deja abierta cualquier posibilidad.

Importancia del voto táctico:

Un gran número de británicos viven en circunscripciones en las que el partido por el que votarían tiene pocas opciones de ganar, por lo que su papeleta puede caer en saco roto.

El voto táctico, que puede jugar un papel clave en estas elecciones, significa que algunos ciudadanos deciden votar a una fuerza a la que normalmente no apoyarían para evitar que gane un candidato al que rechazan.

Esa práctica puede hacerse más pronunciada debido a la polarización política que ha provocado el "brexit".

Argumentos de Campaña:

El Partido Conservador ha centrado su campaña en el lema "Get Brexit Done", algo así como "Vamos a finalizar el 'brexit'", y se ha presentado como la única fuerza con un plan para materializar la ruptura con la UE a corto plazo.

Lea: Cidh pide investigación internacional sobre violencia durante crisis en Bolivia

Trata así de ganarse a los ciudadanos que han comenzado a dar signos de hartazgo con el "brexit", que monopoliza el debate político en el Reino Unido desde hace más de tres años.

El Partido Laborista, por su parte, ha subrayado sus propuestas económicas dirigidas a terminar con la década de austeridad impuesta por los Gobiernos conservadores, un argumentario con el que registró un avance inesperado en las elecciones de 2017.

La cuestión escocesa:

El resultado electoral que obtenga el Partido Nacionalista Escocés (SNP) determinará su peso en la Cámara de los Comunes durante una legislatura en la que previsiblemente presionarán al Gobierno británico para convocar un segundo referéndum sobre la independencia.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido