Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Un pingüino en el Estrecho de McMurdo en la Antártida.
Un pingüino en el Estrecho de McMurdo en la Antártida.
AFP

Miles de gobernadores, alcaldes, empresarios, expertos y oenegés iniciaron este miércoles en San Francisco un encuentro de tres días para mostrar que las ciudades y las regiones pueden compensar el rezago de los Estados en la lucha contra el cambio climático.

La Cumbre Mundial sobre Acción Climática, la primera de su tipo con más de 4.000 delegados, se inauguró en San Francisco, California, con la publicación de un informe que conforta a algunos y alarma a otros sobre el comportamiento de las emisiones de gases de efecto invernadero en Estados Unidos. 

"Los actuales compromisos federales y de la economía real, combinados con las fuerzas del mercado, reducirán en 17% las emisiones para 2015 con respecto a 2005, aproximadamente dos tercios del objetivo original" de una reducción de 26-28% asumido por el expresidente Barack Obama en el marco del Acuerdo de París contra el Cambio Climático.

Pero el presidente Donald Trump, que promueve los combustibles fósiles, abandonó ese objetivo y el Acuerdo de París tras llegar a la Casa Blanca a principios de 2017.

No obstante, el informe señala que, desde el anuncio en 2017 de Trump del retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París, muchos estados del país, principalmente gobernados por demócratas, así como cientos de ciudades, han redoblado sus compromisos para "descarbonizar" sus economías y han conseguido efectos reales, pues el país ha reducido en 12% sus emisiones respecto a 2005.

En comparación, China hoy emite un poco menos del doble de gases de efecto invernadero que Estados Unidos, y debería seguir reduciendo las emisiones a lo largo de la década de 2020 hasta lograr un punto de inflexión en 2030. 

La Unión Europea (UE) se fijó un objetivo de reducción de gases de efecto invernadero más ambicioso que Estados Unidos, y lo ha superado. Tomando los mismos años de referencia que los estadounidenses, las emisiones europeas han caído 21% respecto a 2005, y deberían seguir haciéndolo hasta llegar a 28% en 2025, según la firma Climate Action Tracker. 

El objetivo europeo original para el Acuerdo de París fue reducir 40% desde 1990 hasta 2030. 

La energía "limpia" ha experimentado un aumento rotundo en Estados Unidos, el carbón está disminuyendo y la industria de los autos eléctricos crece a pesar de la hostilidad de la administración Trump hacia la transición ecológica. 

Si todos los actores no federales, no solo las ciudades y estados "ecológicos", intensificaran esta dinámica, "podríamos acercarnos mucho a la meta establecida por Naciones Unidas", afirmó Mary Nichols, copresidenta de America's Pledge, la coalición que realizó el informe. 

 

Precipitar eventos 

Las ciudades de París, Bonn, Pekín, Ciudad del Cabo, Dubái, Tokio, Ciudad de México, así como otras urbes latinoamericanas e indias están representadas en la cumbre a diversos niveles, incluyendo decenas de alcaldes.

También hay jefes de multinacionales que están a la vanguardia de la transición ecológica y que se comprometieron a generar, en pocos años, electricidad 100% limpia. 

Cada vez más jurisdicciones mundiales se unen a estos esfuerzos, como lo ha hecho recientemente la provincia de Chungnam, de Corea del Sur. "Somos los primeros en Corea en unirnos a la coalición", dijo su vicegobernador, Nam-gung Young. 

"Este tipo de cumbre precipita los eventos", estimó Frances Seymour, de la influyente ONG World Resources Institute. "Atraen la limitada atención de los líderes políticos", acotó. 

China envió una delegación de 120 personas, incluido Xie Zhenhua, su negociador sobre el clima. 

Canadá y Reino Unido están representados a nivel ministerial, Francia por Segolene Royal, embajadora de los polos, y la Unión Europea por numerosos comisionados. 

Decenas de ciudades, provincias, estados y multinacionales entre otros clamarán por utilizar únicamente energías limpias -mayormente solar o eólica- al cabo de pocas décadas.

Al frente de ellas está California, cuyo gobernador Jerry Brown firmó el lunes una ley que compromete al estado a purgar los gases de efecto invernadero de su red eléctrica para el año 2045. 

"Todos tenemos la oportunidad y la obligación de hacer nuestra parte para combatir el cambio climático", dijo.

Treinta y cuatro gobernadores de nueve países en su mayoría del trópicales, mientras tanto, dieron a conocer alianzas que respaldan los esfuerzos de los pueblos indígenas para gestionar de forma sostenible los bosques tropicales ricos en carbono.

Un consorcio de nueve organizaciones filantrópicas, incluidas las fundaciones Ford y Rockefeller, consiguió cerca de medio billón de dólares para alcanzar el mismo objetivo.

El encuentro comienza en momentos en que el huracán Florence amenaza la costa este de Estados Unidos después de un verano sumamente caliente en Europa, eventos meteorológicos raros pero cuya frecuencia irá en aumento, según los especialistas, debido al cambio climático. 

El mundo continúa lanzando demasiados gases de efecto invernadero a la atmósfera como para detener el aumento promedio de la temperatura global a 2°C con respecto al período preindustrial, que es el objetivo del acuerdo de París. 

La Tierra ya está 1°C más caliente y, a este ritmo, el aumento será de 3,2°C más en 2100.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.