Cargando contenido

Los presuntos autores directos del asesinato de las turistas podrían ser condenados a pena de muerte o a cadena perpetua.

Turistas nórdicas decapitadas en Marruecos
AFP

El principal acusado del asesinato yihadista de las dos turistas escandinavas en una zona montañosa en Marruecos confesó hoy que mató a las mujeres para "vengarse de los cristianos".

En la sesión celebrada en el tribunal antiterrorista de Salé, cerca de Rabat, el juez interrogó a Abdessamad el Joud, de 25 años, quien narró con detalles los motivos y la forma en la que asesinó junto a sus tres cómplices a las dos víctimas; confesó su pertenencia y lealtad al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Tras varias horas de interrogatorios a Joud y a otros tres de sus principales cómplices, el juez decidió retomar el caso el próximo 13 de junio.

Lea además: Trump lamenta que Israel debe ir nuevamente a elecciones

Con antecedentes penales en casos de terrorismo, Joud dijo en esta sesión que cuando salió de la cárcel en 2014 decidió viajar a Siria para incorporarse al EI, pero no lo logró al tener el pasaporte confiscado por la policía.

"Como me era imposible emigrar, he decidido hacer la yihad aquí, en Marruecos, y tuve como objetivo a los cristianos y los judíos, porque ellos matan a los musulmanes, destruyen mezquitas y bombardean hospitales donde hay niños musulmanes", reconoció ante el juez, antes de añadir que se había arrepentido de su acto.

Joud y los otros tres cómplices mantuvieron una apariencia calmada a lo largo de todo el interrogatorio ante las miradas asombradas de los asistentes en el juicio.

Estos cuatro principales acusados son los autores materiales que decapitaron a la danesa Louisa Vesterager Jespersen de 24 años y la noruega Maren Ueland de 28, dentro de un tienda de campaña el pasado 17 de diciembre cuando ellas hacían montañismo en una zona del Alto Atlas en las cercanías de Marrakech.

La idea de matar a Jespersen y Ueland les surgió el día mismo del crimen, explicó Joud, quien añadió que llevaba junto con sus cómplices cuatro días en la misma zona intentando atacar a turistas.

Los acusados grabaron entonces un video que mostraba el brutal asesinato de una de las dos turistas, y anteriormente salieron en otra grabación para reclamar su lealtad al Estado Islámico.

Junto a los cuatro principales acusados, se procesa también a 20 personas por su implicación en este caso, entre las cuales se encuentra el hispanosuizo Kevin Zoller Güervos, un joven de 25 años al que las autoridades acusan de adiestrar a varios de los implicados en el manejo de armas.

En la sesión de hoy, Joud subrayó que conoció a Zoller en 2016 y añadió que el hispanosuizo le hablaba en varias ocasiones de su intención de emigrar supuestamente para unirse al Estado Islámico.

Le puede interesar: New York Times afirma que hubo comunicación entre narcotraficantes y Uribe en los 90

Los acusados se enfrentan a cargos como formación de banda criminal, asesinato con premeditación, preparación de actos terroristas, uso de armas, intento colectivo de incorporarse a un organismo yihadista o apología del terrorismo.

Los presuntos autores directos del asesinato de las turistas podrían ser condenados a pena de muerte o a cadena perpetua.

En la anterior visita, el juez decidió convocar al Estado marroquí para personarse en este juicio como medida para reclamarle responsabilidades e indemnizaciones por este acto criminal.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido