Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Conflicto Israel Hamás
Los palestinos desplazados se reúnen para buscar comida en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 28 de febrero de 2024, en medio de las batallas en curso entre Israel y el grupo militante Hamas.
AFP

Unos 104 palestinos fueron asesinados y alrededor de 700 más fueron heridos en Gaza, cuando el Ejército israelí abrió fuego contra una multitud que esperaba asistencia humanitaria al sureste del enclave, según testigos y funcionarios del Ministerio de Sanidad gazatí.

Israel se defiende diciendo que las víctimas fueron causadas por una estampida y por ser atropellados por vehículos de suministros.

El Ministerio de Asuntos Exteriores palestino condenó lo que calificó como una “masacre” a sangre fría, y agregó que el ataque hace parte de la "guerra genocida" de Israel, a la vez que pidió a la comunidad internacional "intervenir urgentemente" para lograr un alto el fuego como "la única manera de proteger a los civiles".

El hecho sucedió en la calle al-Rashid en donde los civiles esperaban la entrega de bultos de harina de un camión de asistencia. “Fuimos a buscar harina. El Ejército israelí nos disparó. Hay muchos mártires sobre el terreno y hasta este momento los estamos retirando. No hay primeros auxilios”, dijo un testigo al medio Al Jazeera. 

Lea además: Soldado se prendió fuego frente a la embajada de Israel en Washington

Un periodista de ese medio, presente en los hechos, dijo que los heridos fueron trasladados a los hospitales al-Shifa, Kamal Adwan, Ahli y los hospitales jordanos. "Es una masacre, además de la hambruna que amenaza a los ciudadanos en Gaza", dijo.

Agregó que tras abrir fuego, los tanques israelíes avanzaron y atropellaron a muchos de los cadáveres y heridos. "Es una masacre, además de la hambruna que amenaza a los ciudadanos en Gaza", afirmó. 

Más noticias: Tribunal Supremo acepta revisar inmunidad presidencial de Donald Trump por interferencia electoral

“He estado esperando desde ayer. Alrededor de las 4:30 de la mañana empezaron a llegar camiones. Una vez que nos acercamos a los camiones de ayuda, los tanques y aviones de combate israelíes comenzaron a dispararnos, como si fuera una trampa", confirmó un testigo al medio Quds News Network.

El jefe del departamento de enfermería del hospital al-Shifa dijo a Al Jazeera que "la situación está más allá de cualquier descripción", y añadió que "el hospital se vio inundado con decenas de cadáveres y cientos de heridos".

Las tropas israelíes reconocieron que abrieron fuego contra varios civiles de Gaza quienes, según dijeron, estaban poniendo en peligro a los soldados.

Soldados israelíes dijeron a la agencia de noticias AFP que se sintieron "amenazados" y dispararon contra palestinos durante una distribución de ayuda humanitaria.

Por su parte, el ministro de Seguridad de Israel, Ben Gvir, dijo que la provisión de ayuda israelí pone en riesgo a los soldados y debe cesar. "Hoy se ha demostrado que la transferencia de ayuda humanitaria a Gaza no solo es una locura mientras nuestros rehenes están retenidos en la Franja... sino que también pone en peligro a los soldados de las FDI", declaró. 

La Casa Blanca también reaccionó al hecho y lamentó el "grave incidente". "Estados Unidos lamenta la pérdida de vidas inocentes y reconoce la terrible situación humanitaria en Gaza, donde los palestinos inocentes simplemente están tratando de alimentar a sus familias”, afirmó un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos en un comunicado.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.