Cargando contenido

Organizaciones a favor del aborto dicen que lograrán la libertad de la mujer, por vías jurídicas.

Mujer en estado de embarazo
Mujer en estado de embarazo
Imagen de referencia, no corresponde al caso (Ingimage).

Una mujer estadounidense que sufrió un aborto después de recibir varios disparos en el abdomen fue arrestada por la justicia de Alabama acusada de matar al feto. 

Los defensores del derecho al aborto brindaron apoyo de inmediato a la joven, señalando que su caso es un símbolo de la actual campaña contra el aborto en ese estado conservador y religioso del sur de Estados Unidos.  

Lea además: El aborto se convirtió en un derecho fundamental en Illinois, Estados Unidos

"Marshae Jones fue acusada de homicidio involuntario por perder un embarazo después de que le dispararon cinco veces en el abdomen. Su agresora sigue en libertad. La sacaremos de la cárcel y le daremos asistencia legal", tuiteó la organización YellowFund, que ayuda a las mujeres a acceder al aborto. 

La joven de 27 años fue atacada por otra mujer durante una pelea en diciembre. "La única víctima verdadera fue el bebé por nacer", declaró el jefe de la policía local, Danny Reid, según el sitio de noticias AL.com. "Fue la madre del niño quien inició y continuó la peleó que resultó en la muerte" del feto. 

Lea también: Con permiso, la justicia de EE.UU. protege el aborto en el estado de Misuri

La autora de los disparos fue inicialmente acusada por un gran jurado, que luego retiró los cargos en su contra y acusó a Marshae Jones, quien ya fue detenida. 

Alabama aprobó en mayo una ley que prohíbe el aborto, incluso en casos de violación o incesto, y lo equipara a un homicidio. 

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido