Cargando contenido

Aunque el menor se cambió el look, su propia madre lo entregó a las autoridades.

Capturan a adolescente que asesinó a niña en Perú
Capturan a adolescente que asesinó a niña en Perú
Foto: @MininterPeru

El pasado sábado en una población de Perú se registró un crimen contra una niña de cuatro años de edad a manos de un adolescente, quien la secuestró, para abusar de ella y posteriormente asesinarla.  

Tras la divulgación en los medios de comunicación local de un video de una cámara de seguridad, de una tienda cerca al lugar donde la menor fue raptada, una mujer que reconoció al agresor se dirigió de inmediato hasta la estación de la Policía Nacional del Perú para decir que ese era su hijo adolescente de 15 años.  

Lea también: Menor de 15 años secuestró, violó y asesinó a niña de cuatro años en Perú

Una vez las autoridades conocieron la identidad del criminal iniciaron la investigación y se presentaron en el lugar donde vivía el menor. En dicha casa, que pertenece a un tío suyo, hallaron la ropa que usaba el día del secuestro, y, además, encontraron rastros de sangre, por lo que los investigadores presumen que se trata del lugar donde se llevó a cabo el crimen.  

La hermana del agresor, una joven de 20 años también lo habría reconocido, y ella con otros familiares le aseguraron a la policía que no habían visto al adolescente desde el sábado 29 de febrero, fecha en la que desapareció la niña.  

Luego de cinco días de ardua búsqueda, el menor  fue capturado. De acuerdo con la publicación del Ministerio del Interior del Perú en sus redes sociales, el presunto victimario fue encontrado en las inmediaciones de un mercado de frutas cerca al lugar del crimen. Tras las investigaciones, se conoció que en dicho lugar el joven trabajaba. Al parecer antes de iniciar su fuga, el adolescente se cambió de ropa y hasta se habría cortado el cabello para pasar desapercibido.  

Tras la captura, el ministro del Interior, Carlos Morán, se reunió con los medios de comunicación en la noche del miércoles y reveló que el joven admitió ser el autor del crimen. “El muchacho ha admitido el hecho, desde el momento de la violación y el asesinato de la niña hasta cuando se cambió de ropa y pretendió esconder el cadáver. Será trasladado al Instituto de Maranga porque le corresponde, en este momento le están haciendo las diligencias médicas”. 

Le puede interesar: "No quiero tu coronavirus en mi país": joven sufre brutal ataque racista en Londres

Luego de conocerse la edad del criminal, diversos especialistas peruanos coinciden en que no recibirá ninguna sanción penal. El medio La República consultó al abogado penalista Luis Lamas Puccio, y este resaltó que el agresor no tendrá una pena, pero si una responsabilidad atenuada por ser menor de edad. 

“No se le aplica una pena, sino una medida de resocialización, será recluido en Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima, Maranguita, hasta que cumpla la mayoría de edad”, explicó. El agresor deberá pasar por evaluaciones psicológicas. “Si no se resociabiliza será llevado a una cárcel común”, indicó. 

El atroz crimen se presentó el pasado fin de semana cuando la madre de la víctima, una mujer de 22 años de edad, decidió asistir a una fiesta cerca de su casa, por lo que dejó a sus dos hijas, una niña de cuatro y la otra de dos años, a cargo de una prima suya, otra menor de edad de tan solo nueve años. 

Pasada la medianoche, la primita llegó al lugar de la celebración con las dos niñas ya que ambas no paraban de llorar. La mujer aseguró que en ese momento ella se regresó a la vivienda con las tres menores, y cuando se quedaron dormidas, regresó al festejo.  

Lea aquí: Surge una mafia de tapabocas, los lavan y planchan para venderlos como nuevos

Sin embargo, unas horas más tarde, la niña a cargo de las otras dos, volvió a salir a la calle en busca de su prima, pero en ese momento se toparon con el joven quien de inmediato se les acercó para hablar con ellas.  

En el video de seguridad se ve cuando el adolescente las acompaña hasta un punto, pero se regresa caminando rápido con la víctima en sus brazos, mientras que las otras dos pequeñas intentaban alcanzarlo.   

Ese mismo día, el cuerpo de la pequeña fue hallada sin vida dentro de un costal en una zona baldía.  

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido