Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Fresas
Piden a los consumidores de fresas córtarlas antes de consumirlas.
Foto: Ingimage

En máxima alerta se encuentran las autoridades de Australia y Nueva Zelanda, luego que una persona resultara herida tras consumir una fresa que tenía en su interior una aguja de coser. Al parecer, varios lotes de esa fruta estarían contaminados con esos elementos. 

De acuerdo con información preliminar, las fresas con agujas habrían sido distribuidas en al menos seis estados de Australia.

Ante tan delicada situación, Greg Hunt, ministro de Salud de Australia, solicitó a la Autoridad de Seguridad Alimenticia de Australia y Nueva Zelanda investigar rigurosamente este hecho, pues lo considera como un "crimen muy malicioso" y un "ataque general al público".

Los primeros casos con frutas alteradas se presentaron la semana pasada Queensland. Posteriormente, empezaron a sonar más hechos en Nueva Gales del Sur, Victoria, el Territorio de la Capital Australiana, Australia Meridional y Tasmania.

Teniendo en cuenta lo anterior, en el estado de Queensland (Australia) están ofreciendo una recompensa de  US$72.000 a quien suministre información sobre los responsables de contaminar las frutas con agujas, algo que es considerado por Annastacia Palaszczuk, máxima autoridad de Queensland, como un  "acto tan espantoso".

La Asociación de Agricultores de Fresas de Queensland no descartaron que la fresas con agujas hayan sido distribuidas por un "empleado disgustado", aunque para las autoridades es muy temprano establecer quiénes serían los responsables.  Inmediatamente el consumo de esa fruta cayó, situación que preocupa a los agricultores.

Mientras la investigación avanza, las autoridades sanitarias de Australia recomendaron a los consumidores de fresas córtalas antes de consumirlas, y así verificar si tienen agujas en su interior. 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.