Cargando contenido

Entre 2002 y 2018, 1.578 afganos, en su mayoría civiles, perdieron la vida.

Guerra de Afganistán
AFP

La oficina del inspector para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR, por sus siglas en inglés), un órgano dependiente del Congreso de Estados Unidos, cifró hoy en 2.214 el número de muertos, tanto estadounidenses como afganos, en las misiones de reconstrucción y estabilización del país desde 2002 al 31 de diciembre de 2018.

Así lo comunicó esta oficina en un informe en el que detalla que de un total de 5.135 bajas en este período, 2.214 corresponden a defunciones y 2.921 a heridos.

Además, la SIGAR indicó que otros 1.182 individuos fueron secuestrados o desaparecieron.

Durante el periodo de tiempo que contempla este informe, 284 estadounidenses perecieron en Afganistán -216 soldados y 68 civiles (empleados del gobierno o contratistas)- llevando a cabo labores de reconstrucción, a los que se les añaden los 245 militares y 76 civiles de Estados Unidos heridos en el país.

Le puede interesar: Demócratas van a primarias de New Hampshire con Sanders como favorito

Sin embargo y como era de esperar, es la población local la más afectada durante las tareas de reconstrucción y estabilización en el país asiático, pues 1.578 afganos (1.447 de ellos civiles) perdieron la vida y 2.246 resultaron heridos (2.008 civiles) y 1.004 fueron víctimas de secuestros, de los que solo uno era personal militar.

El SIGAR señala que la mayoría de bajas recogidas ocurrieron durante "el auge de los esfuerzos de reconstrucción" en Afganistán, un lapso temporal que afirma que transcurrió entre los años 2008 y 2011.

El grueso de los muertos y heridos en Afganistán fallecieron durante lo que este órgano denomina "actividades de seguridad", de las que dice que son las que significan más peligro para los estadounidenses y en las que 346 personas fallecieron (de las que 195 eran de Estados Unidos) y 476 resultaron heridas.

Sin embargo, los trabajos humanitarios en el país sufrieron también los estragos de la violencia, y es que 257 integrantes de misiones destinadas a ayudar al pueblo afgano en materia de educación o salud, entre otros, fueron víctimas de secuestros entre 2002 y 2018.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido