Cargando contenido

Unas 16 personas fueron decapitadas en este enfrentamiento entre bandas.

Cárcel, imagen de referencia.
Cárcel, imagen de referencia.
Ingimage

Al menos 52 reclusos murieron este lunes en un motín carcelario en la localidad de Altamira, en el estado brasileño de Pará (norte), informaron las autoridades locales, precisando que 16 de las víctimas fueron decapitadas. 

Lea aquí: "La niñas son violadas por andar sin calzones", dice ministra de Familia de Brasil

"Fue un enfrentamiento entre bandas rivales. Dos guardias fueron tomados como rehenes, pero ya fueron liberados", dijo una portavoz de la Superintendencia de Prisiones de Pará.

Las autoridades habría bloqueado los accesos en pleno enfrentamiento, cerrándolos con llave, y los prisioneros, en respuesta, incendiaron el pabellón. El humo que llenó el edificio, causó la muerte de los prisioneros por asfixia

Los hechos se dieron por unas cinco horas. "La unidad es vieja y alberga a dos facciones criminales (Comando Vermelho y Comando Clase A). No teníamos un informe de nuestra inteligencia que proporcionara un posible ataque de esta magnitud", aseguró el secretario de Susipe, Jarbas Vasconcelos Carmo.

Le puede interesar: Maduro elogia a 'Iván Márquez' y 'Jesús Santrich' , y arremete contra Álvaro Uribe

La cárcel de Altamira, como lo aseguró el secretario Vasconcelos, es una de las más antiguas de la región y alberga 311 presos, por encima de su capacidad real que es de 200. 

A fines de mayo, 55 detenidos murieron en dos días de enfrentamientos en varias cárceles del estado de Amazonas, vecino de Pará.

Una ola de enfrentamientos sacudió el país a inicios de 2017, atribuidos a rivalidades entre bandas por el control de las rutas del tráfico de cocaína.

Brasil, con 727.000 detenidos, tiene la tercera mayor población carcelaria del mundo, por apenas 368.000 plazas.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido