Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Ataque en Afganistán
AFP

Al menos dos personas murieron y otras 19 resultaron heridas este sábado en varios ataques con explosivos en la ciudad afgana de Jalalabad, los primeros desde la retirada total de las tropas estadounidenses, que muestran la frágil situación del país en materia de seguridad.

"En al menos uno de los ataques el blanco fue un vehículo con talibanes que patrullaban la ciudad", dijo una fuente talibana que no quiso revelar su identidad. "Entre los heridos hay mujeres y niños", agregó.

Un responsable del departamento de salud del estado de Nangarhar, cuya capital es Jalalabad, dijo que había tres muertos y 18 heridos en las explosiones. Los medios locales apuntan que los fallecidos son dos. Los ataques no han sido reivindicados hasta ahora. 

Fotografías del lugar de una de las explosiones muestra un vehículo verde de la policía con la bandera talibana, con el capó deformado y casi en posición vertical, en medio de escombros.

Jalalabad es el bastión de miembros del Estado Islámico en Afganistán, rivales de los talibanes y que ya reivindicaron el sangriento atentado que costó la vida a más de 100 personas en el aeropuerto de Kabul a finales de agosto, durante las caóticas evacuaciones.

Pero desde que las tropas extranjeras salieron del país, el 30 de agosto, no hubo actos violentos de importancia en Afganistán. Paralelamente, los talibanes prometieron traer de vuelta la paz y la estabilidad tras 40 años de guerras, crisis y turbulencias políticas. 

Lea aquí: EE.UU. reconoce que ataque con drones en Kabul fue un error

Los niños sí, las niñas no 

Este sábado, horas antes de estos ataques, las escuelas secundarias reabrieron sus puertas en Afganistán pero no había ni alumnas ni profesoras pues los talibanes solo permitieron el acceso de los varones, ante el disgusto de la Unicef, que pidió que "no se deje de lado a las niñas".

El Ministerio de Educación anunció el viernes que "todos los hombres, profesores y alumnos" de secundaria podían regresar a clase, sin hacer ninguna referencia a las maestras o alumnas. La decisión incumbe a estudiantes de entre 13 y 18 años.

Las mujeres conservan el derecho a estudiar en la universidad, pero deben cubrirse con una abaya, una túnica hasta los pies, y un hiyab o velo, y los cursos se realizan en la medida de lo posible sin mezclar hombres con mujeres. Las niñas también acuden a la escuela primaria separadas de los niños y algunas maestras siguen ejerciendo.

Lea también: Equipo jurídico colombiano ya está en La Haya para audiencias ante la CIJ por demanda de Nicaragua

Desde su retorno al poder en agosto, los talibanes intentaron tranquilizar a los afganos y a la comunidad internacional asegurando que los derechos de las mujeres serían respetados. 

Pero estas afirmaciones no se reflejan en las decisiones del nuevo ejecutivo, en el que no hay ninguna mujer y se teme que ocurra la misma situación que cuando los islamistas gobernaron, entre 1996 y 2001.

En ese momento, el movimiento islamista llevó a cabo una política especialmente represora frente a las mujeres, a las que prohibió trabajar, estudiar, hacer deporte o andar solas en la calle.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.