AFP



Al menos un niño murió y otras once personas resultaron heridas después de que las fuerzas gubernamentales sirias lanzaran una veintena de bombardeos sobre Guta Oriental, región controlada por los rebeldes cerca de Damasco.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que el menor fue abatido en la ciudad de Arbín, y no descartó que aumenten las víctimas mortales por la gravedad del estado de algunos de los heridos.

Desde el 29 de diciembre pasado, Guta Oriental es blanco de una ofensiva de las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, que se enfrentan a facciones islamistas y rebeldes, entre las que figura el Organismo de Liberación del Levante, la alianza de la antigua rama de Al Qaeda.

Ayer diecisiete civiles perecieron, entre ellos dos niños y tres mujeres, por los ataques aéreos de las fuerzas del Gobierno sirio.

De acuerdo con el último recuento del Observatorio, desde el inicio de esa operación han fallecido 97 civiles por bombardeos y fuego de artillería, entre ellos 22 menores y 22 mujeres.

EFE