Cargando contenido

En un vídeo divulgado en sus redes sociales, la policía mostró las armas incautadas, bajo una bandera negra que decía "Operaciones de Choque

Ejército Brasil
Ejército en las calles de Brasil
AFP

Al menos siete personas murieron hoy en un enfrentamiento entre policías y supuestos narcotraficantes ocurrido en una favela de Río de Janeiro, ciudad cuya seguridad está bajo intervención militar desde hace poco más de un mes.

Según informó la Policía Militarizada, el incidente ocurrió en la favela de Rocinha, vecina a los acomodados y turísticos barrios de Leblón e Ipanema, y se desató cuando un grupo de agentes patrullaba la zona y fue atacado a balazos por los supuestos narcotraficantes.

"Después que cesó la situación, seis criminales heridos fueron encontrados, socorridos y trasladados a un hospital municipal y con ellos fueron aprehendidos un fusil, seis pistolas y dos granadas", informaron inicialmente las autoridades en las redes sociales.

La propia Policía confirmó más tarde, sin embargo, que los heridos eran en realidad siete y que todos murieron después de ingresar al hospital.

En un vídeo divulgado en sus redes sociales, la policía mostró las armas incautadas, bajo una bandera negra que decía "Operaciones de Choque. Sangre. Victoria", con un yelmo medieval en el centro.

El incidente ocurrió en medio de la intervención decretada por el Gobierno brasileño en el área de seguridad de Río de Janeiro, que desde el pasado 20 de febrero está bajo control y comando de las Fuerzas Armadas, que coordinan las acciones de la policía.

Las Fuerzas Armadas, que desde la intervención han realizado diversas operaciones en favelas aunque sin entrar en el combate directo a la criminalidad, no ha servido hasta ahora para poner frente a una creciente ola de violencia desatada desde el año pasado.

Uno de los hechos más impactantes ocurrido desde que se decretó la intervención fue el asesinato de la concejala Marielle Franco, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), ocurrido en una céntrica zona de Río de Janeiro el pasado 14 de marzo.

Las autoridades han iniciado una profunda investigación sobre ese asesinato, que causó una conmoción nacional e incluso fue condenado por organismos internacionales, y hasta ahora no han informado sobre las posibles causas de un crimen que para muchos analistas tuvo un tenor claramente político.

Aunque la policía no lo ha confirmado, medios locales han dicho que por detrás de la muerte de Franco pudieran estar las llamadas "milicias", grupos mafiosos parapoliciales que disputan con bandas del narcotráfico el control de muchas favelas de Río de Janeiro.

Franco, quien murió con 38 años de edad, fue una voz permanente de denuncia de esas mafias, así como se plantó en forma muy crítica frente a la intervención militar de las fuerzas de seguridad de Río de Janeiro. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido