Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Test COVID-19
AFP

Una falla técnica que implicó que unos 16.000 casos de coronavirus en el Reino Unido no fueran notificados a tiempo ha retrasado los esfuerzos del Gobierno británico para rastrear los contactos de esas personas que dieron positivo, informan este lunes los medios nacionales.

El organismo público sanitario Public Health England (PHE) señaló que, en concreto, 15.841 casos de COVID-19 entre el 25 de septiembre y el 2 de octubre se quedaron fuera de las cifras oficiales actualizadas que el ministerio de Sanidad comunica a diario.

Lea aquí: París de nuevo cierra bares y cafés tras rebrote de Covid-19

Esos datos fueron luego añadidos a las cifras correspondientes al pasado sábado, de 12.872 nuevos positivos, y a los 22.061 del domingo.

PHE, que asegura que el problema informático ya ha sido resuelto, apuntó que todos los positivos han sido informados de la situación, si bien no ha ocurrido así con otros individuos que estuvieron en contacto con los infectados.

Lo ideal, según los expertos, es que los contactos de aquellos afectados con el virus sean rastreados dentro de un plazo de 48 horas a fin de evitar que la enfermedad se propague.

Ese fallo también provocó que el total de casos diarios notificados en el gráfico que el Gobierno británico divulgó durante la pasada semana fueran más bajos que la cifra real de positivos.

La cadena pública BBC considera que las cifras de positivos diarios comunicados a finales de la pasada semana fueron "realmente más cercanas a los 11.000" que a los 7.000 casos difundidos. 

Según el consejero delegado interino de PHE, Michael Brodie, el "problema técnico" se identificó en la noche del viernes durante el proceso de transferir los positivos detectados en pruebas de laboratorio a los gráficos publicados.

"Comprendemos totalmente la preocupación que esto ha podido ocasionar y como resultado se han implementado nuevas medidas robustas", dijo.

Los analistas valoran que este nuevo contratiempo en el sistema informático que emplea el ministerio de Sanidad no contribuye precisamente a mejorar la confianza ciudadana en el sistema de test para detectar COVID-19 que se aplica en Inglaterra.

Le puede interesar: Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, en cuarentena

El portavoz de Sanidad del Partido Laborista, Jonathan Ashworth, tildó de "caótico" lo sucedido y comentó que "los ciudadanos del país estarán, comprensiblemente, alarmados". 

Con esos nuevos casos añadidos a las cifras oficiales son ya 502.978 los afectados por la enfermedad en el Reino Unido desde que comenzó la pandemia.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.