Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Alberto Fernández y su esposa Fabiola Yáñez, primera dama de Argentina
El presidente Alberto Fernández de la mano de Fabiola Yáñez, primera dama de Argentina.
AFP

Tremendo escándalo se armó en Argentina por una serie de fotografías que se conocieron de una fiesta que se realizó hace más de un año, en pleno pico de la pandemia por covid-19, en la residencia presidencial de Olivos, en Buenos Aires, y de la cual no se tenía conocimiento.

La reunión fue organizada para celebrar los cumpleaños número 39 de la primera dama de Argentina, Fabiola Yáñez. En las imágenes se observa al presidente Alberto Fernández y un grupo de más de 10 personas que los acompañan, sin tapabocas y hasta aparece una menor.

Lea también: Colombia alcanzará meta de 35 millones de vacunados, pero no logrará inmunidad de rebaño

La polémica se originó debido a que estas fotos, divulgadas el 13 de agosto de 2021, datan de julio de 2020, es decir cuando en ese país y en casi toda Latinoamérica las personas estaban obligadas a estar confinadas para evitar la propagación de covid-19, que apenas hacía unos tres meses había sido declarado pandemia.

Por ende, estaba totalmente prohibida la realización de reuniones, eventos, fiestas y demás. De hecho, el propio presidente Alberto Fernández promulgó este decreto de restricción a la movilidad y completa prohibición a reuniones de este tipo. Por ello, ha causado indignación que el mandatario de los argentinos no haya dado ejemplo mientras, a su vez, pedía a las personas quedarse en casa y no realizar celebraciones.

Vea también: Falcao reveló cómo se vive una fiesta de cumpleaños en su hogar

Fiesta en la Presidencia de Argentina en la que estuvo presente el presidente Alberto Fernández
Fiesta en la Presidencia de Argentina en la que estuvo presente el presidente Alberto Fernández.
Redes sociales

Además que ninguno en el evento uso las medidas de autocuidado como el tapabocas o distanciamiento social.

El gobierno argentino le salió al paso a las críticas. Su portavoz admitió que fue un “descuido y un error” haber hecho dicha fiesta el año pasado, cuando Argentina estaba en plena cuarentena por el coronavirus.

El jefe del gabinete de Alberto Fernández, Santiago Cafiero, se pronunció sobre la polémica y manifestó: "Es evidente que hubo un descuido, que se cometió un error, que no debería haber pasado y que estuvo mal".

Calificó la fiesta como un “evento social” que no debió ocurrir, sin embargo, hizo énfasis en que la divulgación de estas imágenes tiene un propósito político de la oposición para usarlo en contra del presidente Alberto Fernández y desprestigiarlo.

Lea también: OMS no apoya la vacunación contra covid obligatoria

"Algunos que se opusieron a cada una de las medidas de cuidado, ahora se rasgan las vestiduras y dan lecciones de moral”, cuestionó el alto funcionario en sus declaraciones y agregó que aquí "No está en juego una foto” sino una campaña de desprestigio de cara a las elecciones de septiembre.

Entre tanto, desde los sectores políticos que se oponen al Gobierno de Fernández ya analizan un llamado a juicio político contra el presidente.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.