Alemania comenzó a recuperar la normalidad con el restablecimiento de buena parte del tráfico ferroviario tras el paso de la tormenta "Friederike", que causó la muerte de al menos ocho personas en el país.

La compañía de ferrocarriles Deutsche Bahn, que ayer suspendió todos los trenes de larga distancia dejando a miles de viajeros varados en las estaciones, anunció esta madrugada el restablecimiento parcial de los servicios.

Sigue habiendo importantes restricciones en los estados de Renania del Norte-Westfalia (oeste) y Baja Sajonia (este), donde los operarios trabajan para liberar las vías de árboles, ramas y otros objetos derribados ayer por los fuertes vientos, señaló la empresa.

La tormenta llegó a Alemania procedente de Holanda y atravesó el centro del país en dirección al este, con ráfagas superiores a los 130 kilómetros por hora.

Varias decenas de miles de hogares quedaron sin electricidad durante horas en el oeste del país y numerosas carreteras fueron cortadas para evitar accidentes.

El DWD levantó la alerta, mientras los servicios regionales de emergencias y protección civil trabajan para limpiar todas las calles y carreteras afectadas.

Por: EFE