Cargando contenido

La secta Colonia Dignidad, fundada en 1961 por un exsubofical nazi, fue permitida por la dictadura de Pinochet.

Alemania indemnizará a las víctimas de Colonia Dignidad en Chile
Un grupo de expresos políticos de la dictadura de Augusto Pinochet protestando frente a la antigua Colonia Dignidad en 2005.
AFP

Alemania indemnizará a las víctimas de Colonia Dignidad, un antiguo enclave alemán fundado por un veterano nazi en Chile donde se cometieron abusos sexuales y torturas.

Las víctimas recibirán hasta 11.200 dólares cada una, según subrayó en Berlín el secretario de Estado Niels Annen, tras la decisión conjunta entre el gobierno y una comisión parlamentaria.

El monto total de las indemnizaciones será de unos 3,5 millones de euros, es decir, unos 3,9 millones de dólares de aquí a 2024.

Lea además: Enfermero acusado de matar a más de cien pacientes afrontaría cadena perpetua

"Es una ayuda, un reconocimiento del dolor, pero sabemos que el sufrimiento no puede ser borrado", dijo la diputada verde Renate Künast, durante la presentación del plan.

Unos 240 exmiembros de esta secta viven aún, 80 de ellos en Alemania, según la comisión. Pero los primeros pagos se harán a un grupo de unas 50 personas que están identificadas claramente como víctimas. Hay otro grupo de personas identificadas como victimarias que están excluidas de las ayudas.

Además, hay otras personas que fueron tanto víctimas como victimarios y con respecto a ellos se deberá decidir examinando cada caso individual.

En el plan de ayuda, Alemania no reconoce una responsabilidad jurídica en los crímenes de Colonia Dignidad pero sí una responsabilidad moral por lo ocurrido y admite que muchos diplomáticos fueron cómplices de los hechos, al menos por omisión.

"Quien haya estado en lo que fue Colonia Dignidad o haya hablado con las víctimas no puede volver a dejar de lado el tema", dijo Künast.

Colonia Dignidad fue fundada en 1961 por el exsuboficial nazi Paul Schäfer. El lugar era presentado como una idílica localidad familiar.

En realidad, Schäfer reinó de forma brutal sobre esta comunidad alemana de algunos centenares de personas, sometiéndolas a la esclavitud e infligiendo abusos sexuales a los niños. 

Además, durante la dictadura de Augusto Pinochet la Colonia Dignidad hizo causa común con el régimen y funcionó como centro de torturas.

"Cuando Paul Schäfer huyó a Chile en 1961 ya había en Alemania una orden de detención en su contra por abuso de menores. Ya se sabía quién era y sin embargo recibió ayuda para crear la colonia", dijo Künast.

"Siento ira cuando pienso que tengo que ocuparme en 2019 de crímenes ocurridos en los años setenta", señaló el diputado cristianodemócrata Michael Brand.

Le puede interesar: Protesta en la alfombra roja de Cannes por asesinato de cineasta colombiano

El diputado socialdemócrata Friedrich Straettmann dijo que pese a haber trabajado durante 25 años como juez y tener que juzgar muchos crímenes nunca había visto los abismos de horror que había en Colonia Dignidad.

Tras la fuga de Schäfer en 1997 los chilenos descubrieron que el enclave alemán había sido también un infierno para los opositores a la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), pues muchos de ellos fueron ahí torturados o desaparecieron.

Detenido en 2005 en Argentina, Paul Schäfer murió en prisión en 2010. Y Colonia Dignidad fue transformada en un centro turístico y agrícola, con el nombre de Villa Baviera.

Fuente

EFE y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido