Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Sajonia-Anhalt, en Alemania
Sajonia-Anhalt, en Alemania
Foto de AFP

En una carta abierta divulgada este sábado, un responsable del gobierno alemán pidió a Polonia, que flexibilice las restricciones en los viajes para los trabajadores transfronterizos, después de que cientos de ellos se manifestaran por no poder ir a trabajar, tanto en Polonia como en Alemania.

Ambos países impusieron una cuarentena de 14 días a cualquier persona que cruce la frontera, pero Alemania suavizó esta regla para los trabajadores transfronterizos, algo que Polonia no ha hecho de momento.

En la misiva, citada este sábado en los medios alemanes, el coordinador del gobierno alemán para la cooperación con Polonia, Dietmar Woidke, pidió a su homólogo que revise la reglamentación.

"Creo que los trabajadores transfronterizos deben tener la posibilidad de acudir a sus puestos de trabajo al otro lado de la frontera", señaló Woidke, que también es jefe del gobierno regional de Brandeburgo, fronterizo con Polonia, según  el diario Märkische Oderzeitung y la agencia alemana DPA.

Lea también: Más de 20.000 muertos por coronavirus en hospitales de Reino Unido

El viernes por la noche, un centenar de personas en Polonia y otro tanto en Alemania se manifestaron cerca del puesto fronterizo de Rosowek-Rosow con pancartas que rezaban "Déjennos entrar y trabajar sin cuarentena", informó la agencia polaca PAP.

En otras ciudades fronterizas, como Gubin (Polonia) y Guben (Alemania) y Zgorzelec (Polonia) y Görlitz (Alemania), también se produjeron manifestaciones de este tipo.

"Los hospitales alemanes en la zona fronteriza emplean a un gran número de médicos y de enfermeras [polacos] que no pueden acudir a su puesto de trabajo", explicó una de las organizadoras del movimiento en Alemania, Marta Szuster.

Según datos de Eurostat sobre el año 2018, los 125.000 polacos que trabajan en Alemania forman el contingente de empleados transfronterizos más importante de la UE.

Lea también: Francia y Holanda lanzan millonario plan de salvamento para sus aerolíneas

En las últimas semanas, algunas regiones alemanas trataron de convencer a los trabajadores polacos para que no vuelvan a sus casas, ofreciéndoles una compensación de hasta 65 euros diarios.

También en la frontera polaco-checa se llevaron a cabo protestas similares, si bien menos numerosas, como en la localidad polaca de Chalupki.

Por su parte, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, al ser preguntado al respecto por internautas en Facebook, admitió que "el dilema es difícil de resolver" y explicó que algunos habitantes de las regiones afectadas están preocupados por los niveles de contagio al otro lado de la frontera.

"Buscaré un buen acuerdo", agregó, prometiendo que instaría a las autoridades regionales a encontrar soluciones que eximan a estos trabajadores de la cuarentena, pero garantizando un distanciamiento suficiente para proteger al resto de vecinos de la zona.

Fuente

Afp

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.