Cargando contenido

Los dos gobiernos aseguran que se están realizando actividades inhumanas.

Coronavirus en hospital
El departamento de Caldas registra 34 casos.
AFP

Como en el viejo oeste donde grupo de hombres armados interceptaban los trenes de carga en medio del camino para saquearlos compararon los gobiernos de Alemania y Francia las prácticas en las que están incurriendo los Estados Unidos para apropiarse de suministros médicos.

El ministro del Interior de Alemania, Andreas Geiseil fue el primero en acuñar el término “piratería moderna” para referenciar el confiscamiento de 200 mil máscaras y tapabocas que le habían pedido a una empresa estadounidense. Cuando el cargamento estaba en tránsito por Bangkok fue interceptado por lo que llamó estadounidenses no identificados.

Lea además: Coronavirus deja más de 70.000 muertos en el mundo, en tres meses

“No se puede actuar de esa manera entre socios trasatlánticos. No pueden optase por tales métodos ‘sacados del salvaje oeste’ incluso en tiempos de crisis global”, precisó Geisel al detallar la grave situación.

Tapabocas ahora es obligatorio en ciertas condiciones

Algo similar le ocurrió al Gobierno francés, quien vio como un pedido de máscaras provenientes de la China era desviado. ¿La razón? Estados Unidos habría pagado el triple para hacerse con el cargamento.

Lea también: Para evitar discriminación, MIO de Cali habilita rutas especiales para médicos

“Los estadounidenses nos quitaron un cargamento, que ofertaron en exceso, en un lote que habíamos identificado”, manifestó la semana pasada la presidenta regional de París, Valerie Pecresee a los medios de comunicación.

La práctica de los Estados Unidos, reveló, es pagar en efectivo y, de ser necesario, pagan el doble o el triple, situación que es más atractiva para las empresas que manejan los suministros médicos quienes se van por el mejor postor.

Debido a esto, cuestionó fuertemente el hecho que estén buscando un beneficio económico en medio de la crisis provocada por propagación del coronavirus.

Los representantes de los gobiernos de Alemania y Francia han señalado claramente que existe una competencia desleal por parte de los Estados Unidos quienes han visto esto como una batalla de poderío.

“En realidad, los estadounidenses sacan dinero en efectivo y pagan tres o cuatro veces el precio de nuestros pedidos, por lo que realmente tenemos que luchar”, manifestó el jefe de la región de Grand Est en Francia, Jean Rottner.  

Le puede interesar: Minsalud alista cuatro fases de expansión hospitalaria de pacientes críticos con COVID-19

Sin embargo, el gobierno de Donald Trump ya le salió al paso a estos comentarios asegurando que en ningún momento se apropió de máscaras destinadas a Francia ni ha ejecutado acciones para pagar a un mayor precio los productos médicos clave para enfrentar la pandemia.

Este debate se suma a la restricción que le impuso el gobierno de EE.UU. a las empresas de ese país para que vendan suministros médicos a otros países.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido