Cargando contenido

El gobierno aconsejó a los portugueses evitar las zonas arboladas y aquellas con propensión a inundarse, especialmente ríos y playas.

olas
Seis de los 43 puertos del país han sido cerrados
AFP

La alerta por lluvia y fuertes vientos continuará durante el fin de semana en Portugal, donde podrían registrarse olas de hasta 15 metros, por lo que las autoridades están aumentando las medidas de prevención en todo el país.

Según el Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera (IPMA), el momento crítico de oleaje se situaría entre la noche del sábado y el mediodía del domingo y abarcaría toda la zona centro y norte de Portugal, con posibilidad de alcanzar Galicia.

El teniente y miembro del Instituto Hidrográfico luso, Quaresma dos Santos, explicó hoy en rueda de prensa que todo el país vive una situación climatológica "excepcional" que podría provocar riesgos por todo el territorio, especialmente a partir de mañana.

En relación a la situación del mar, anunció que la Marina ya ha cerrado seis de los 43 puertos del país y ha limitado la actividad en siete más, aunque es de esperar que la cifra aumente "en las próximas horas".

Asimismo, Protección Civil advirtió de los fuertes vientos que azotarán las regiones del sur, de una media de 55 kilómetros por hora y con velocidades máximas de 85 km/h en el litoral y 110 km/h en el interior.

Ante este panorama, aconsejó a los portugueses evitar las zonas arboladas y aquellas con propensión a inundarse, especialmente ríos y playas.

En estos momentos, prácticamente la totalidad de Portugal se encuentra en alerta amarilla, el segundo nivel menos grave, a excepción de siete regiones del norte, que ya se encuentran en alerta naranja.

El mal tiempo ha provocado en los últimos días cortes de carreteras y transportes fluviales en el territorio continental y desviaciones y cancelaciones de vuelos en el archipiélago de Madeira, una de las zonas más afectadas. 

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido