Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Alexéi Navalni en prisión en Rusia
Fotografía de Alexéi Navalni desde prisión en Rusia
AFP - Instagram @navalny

El opositor ruso Alexéi Navalni, encarcelado en una colonia penitenciaria, anunció que inició una huelga de hambre para denunciar la falta de acceso a cuidados médicos y que está siendo "torturado mediante la privación del sueño".

Navalni, incansable activista anticorrupción y principal detractor del Kremlin, ha denunciado en varias ocasiones en las últimas semanas sus condiciones de detención en el campo de Pokrov, 100 kilómetros al este de Moscú, considerado uno de los más duros de Rusia.

"Declaro una huelga de hambre para pedir la aplicación de la ley y para que un médico venga a verme", escribió en su cuenta de Instagram Navalni, que afirma sufrir de dolores en la espalda y en las piernas.

Lea también: OMS recomienda "no utilizar" la ivermectina para los pacientes de covid-19

El miércoles Navalni, de 44 años, afirmó que ahora también sufre de la pierna izquierda. "Ya no siento partes de mi pierna derecha, y ahora también de mi pierna izquierda", escribió.

"¿Qué más puedo hacer? Tengo derecho a ser visitado por un médico y a recibir medicamentos", continuó.

Según él, la administración también se niega a darle libros aparte de la Biblia y habría hecho que los otros detenidos "no limpiaran" alrededor de su cama. "Simplemente dicen: +(Alexei), lo siento, pero simplemente tenemos miedo (...) La vida de un prisionero vale menos que un paquete de cigarrillos", escribió.

El lunes, Alexéi Navalni también afirmó haber recibido varias advertencias desde su encarcelamiento, lo que lo expone a un posible confinamiento en una celda de castigo.

Vea también: Empresario simuló su secuestro y terminó en poder de grupo yihadista

Calificó a la colonia de Pokrov de "campo de concentración" y comparó su cotidianidad con la de un "Stormtrooper" en el "remake ruso de la Guerra de las Galaxias" debido a la dura disciplina en vigor.

Los servicios penitenciarios rusos reaccionaron mediante un comunicado en el que aseguraron que el opositor "recibe toda la atención médica necesaria" y que los guardias "respetan estrictamente el derecho de todos los condenados a un reposo ininterrumpido de ocho horas".

Su salud se deteriora

"Me duele mucho la espalda, sin poder doblarme ni levantarme", escribía Navalni el 26 de marzo, afirmando que sólo ha recibido una vez unas pastillas de ibuprofeno, un medicamento antiinflamatorio.

Activista anticorrupción y crítico empedernido del presidente Vladimir Putin, fue arrestado en enero tan pronto como regresó a Rusia desde Alemania donde se estaba recuperando. En febrero, fue condenado a dos años y medio de prisión por un caso de fraude de 2014, que él mismo, las oenegés y muchas capitales occidentales consideran político.

La semana pasada, sus familiares dijeron que temían por su salud mientras estaba detenido, ya que el opositor se queja de fuertes dolores en la espalda y la pierna derecha.

Vea también: El 'Arca de Noe' en la Luna que busca proteger a millones de especies del "fin del mundo"

Su abogada Olga Mijaílova considera, entre otras cosas, que los actuales problemas de salud del opositor podían estar relacionados con su envenenamiento el verano pasado y considera que su vida corre peligro.

Más allá de su estado de salud, Navalni reveló que era objeto de constantes informes disciplinarios por haberse "levantado de la cama 10 minutos" demasiado pronto o por una "negativa a participar" en los ejercicios físicos matutinos obligatorios.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.