La Justicia del Reino Unido autorizó a los médicos a desconectarlo del sistema de soporte vital, pese a que sus padres no quieren.

Alfie Evans
Alfie Evans
Foto: savealfieevans.com

Alfie Evans nació el 9 de mayo de 2016 y cumplirá 23 de meses de edad el próximo lunes. Padece una condición neurológica desconocida y permanece en un estado semi-vegetativo. 

El Tribunal Superior del Reino Unido, el pasado 20 de febrero, autorizó a los médicos del hospital para niños Alder Hey, de Liverpool, desconectarlo del sistema que lo mantiene con vida

El hospital, como lo informó la BBC en su momento, consideró que seguir tratando a Alfie era "cruel, injusto e inhumano". 

Thomas Evans y Kate James, padres del niño, creen que su hijo puede ser salvado y quieren seguir el tratamiento en el hospital pediátrico Bambino Gesù, ubicado en Roma, Italia. 

Por esa razón apelaron la decisión del tribunal, pero esta fue confirmada por la justicia de su país

Thomas y Kate decidieron llevar el caso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), que funciona en Estrabursgo (Francia), para insistir en que pueden salvar a su hijo. 

Sin embargo, el TEDH, el pasado 28 de marzo, rechazó la petición de los padres de Alfie con el argumento de que "no hubo violación de los derechos y las libertades establecidos en la Convención Europea de Derechos Humanos". En ese sentido, se quedaron sin instancias a las cuales recurrir.

Thomas Evans, en respuesta y evidentemente molesto, aseguró que el sistema le había fallado a su hijo. Publicó, además, una serie de fotos de Alfie y las acompañó de este texto: "¿Nuestro hijo, en algunas de esas fotos, se ve como si estuviera muriendo?". 

"Nuestro hijo está a punto de ser asesinado", escribió, y además pidió ayuda a la reina Isabel, a la canciller alemana Angela Merkel y al papa Francisco.

Justamente, el papa Francisco, este miércoles, decidió responder a los padres de Alfie con este mensaje publicado en Twitter: "Espero de corazón que se haga todo lo necesario para poder seguir acompañando compasivamente al pequeño Alfie Evans, y que el profundo sufrimiento de sus padres sea escuchado. Estoy rezando por Alfie, por su familia y por todos los que están involucrados".

'Alfie's Army', el 'Ejército de Alfy', un grupo de personas que respalda a Thomas y Kate, agradeció el mensaje del sumo pontífice: "Su Santidad, gracias por sus sentidos pensamientos y oraciones por Alfie y sus padres". 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido