Cargando contenido

El presidente Iván Duque propuso confeccionar una "lista negra" de empresas involucradas en actos de corrupción.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard; el presidente de Chile, Sebastián Piñera; el presidente de Perú, Martín Vizcarra; el presidente de Colombia, Iván Duque y Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano (BID).
El canciller mexicano, Marcelo Ebrard; el presidente de Chile, Sebastián Piñera; el presidente de Perú, Martín Vizcarra; el presidente de Colombia, Iván Duque y Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano (BID).
Alianza del Pacífico

Los líderes de la Alianza del Pacífico cerraron este sábado un cónclave en Lima con un llamado a combatir las políticas proteccionistas, la corrupción y el calentamiento global, y con la promesa de incorporar a Ecuador al grupo.

El pujante bloque integrado por Colombia, Chile, México y Perú culminó su cumbre anual de dos días mientras navega entre tempestades por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

“Hoy el mundo es completamente diferente a lo que era cuando nació la Alianza hace ocho años”, destacó en el cierre de la cumbre el mandatario anfitrión, Martín Vízcarra.

"Hemos asumido el compromiso de acelerar los trámites" de la incorporación de Ecuador "como miembro pleno" del bloque, agregó Vizcarra en presencia del gobernante ecuatoriano Lenín Moreno, quien asistió como invitado a la cumbre.

"Lista negra" 

El mandatario colombiano, Iván Duque, propuso este sábado confeccionar una "lista negra" de empresas involucradas en actos de corrupción, de modo que no puedan volver a ganar contratos en los cuatro países, aunque hayan pagado multas.

"Tenemos el deber moral de luchar contra la corrupción, de hacer una lista negra de empresas que han participado en la corrupción", con el fin de que no puedan "volver a contratar con los estados", dijo Duque.

"Es nuestro deber moral que reciban la sanción social. Tenemos que demostrar que tendremos cero tolerancia" frente a la corrupción, agregó.

Vizcarra, cuyo país ha sido sacudido por el escándalo de las dádivas de la constructora brasileña Odebrecht, también se declaró partidario de abordar como bloque la lucha contra la corrupción.

Lea También: Fiscalía ocultó denuncias sobre dineros de Odebrecht a campaña Santos: Robledo

"Tenemos que tener una mirada integral no solo (de la lucha en favor) del medio ambiente, sino también contra la corrupción", expresó.

Los presidentes suscribieron este sábado tres declaraciones, entre ellas una en apoyo del libre comercio y otra sobre el uso de plásticos, con el fin de proteger el medio ambiente.

"Somos tremendamente vulnerables" al cambio climático, había dicho el viernes el mandatario chileno Sebastián Piñera. "Todos los países de América Latina están en una situación muy parecida".

En la "Declaración de Lima", los gobernantes se comprometieron a "continuar promoviendo el libre comercio" y "avanzar hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas".

Los presidentes decidieron adelantar este sábado algunas horas el acto de cierre de la cumbre, en el que Piñera asumió la presidencia rotativa del bloque, que realizará su cónclave en Chile en 2020.

"Compromisos de gobernanza" 

Piñera pidió en el acto de clausura reforzar los esfuerzos para enfrentar los efectos de la guerra comercial y propuso medidas para acelerar la integración, entre ellas eliminar el "roaming" en llamadas de teléfonos móviles entre las naciones del bloque.

Los cuatro socios acordaron redoblar su apuesta por la Alianza, cuyos países tienen en conjunto 225 millones de habitantes y representan el 38% del PIB de América Latina.

Le puede interesar: Caso Odebrecht: reactivan proceso contra Santos en Comisión de Acusación

Lanzada en 2011, la Alianza representa la mitad del comercio de América Latina, y para analistas es el bloque regional que mejor funciona.

Los mandatarios también hablaron sobre vías para impulsar el comercio entre sus países, que por ahora alcanza niveles modestos aunque el bloque es el octavo exportador del mundo.

"El comercio intrarregional en América Latina, comparado con otros bloques, es muy pequeño", se lamentó Duque el viernes. 

El gran ausente en la cumbre fue el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien decidió no viajar al exterior durante su primer año de mandato, pero envió a Lima al canciller Marcelo Ebrard.

La Alianza debe "ir más allá de los temas comerciales, por ejemplo avanzar más rápido en compromisos de gobernanza", dijo Ebrard.

Los países de la Alianza navegan por un mar turbulento por las políticas proteccionistas del presidente estadounidense, Donald Trump, y su guerra comercial con China.

Sin embargo, el pasado fin de semana en Osaka (Japón), Trump y su par chino, Xi Jinping, acordaron una tregua en la guerra comercial que ha traído alivio al resto del mundo.

China es el mayor socio comercial de Chile y Perú, y la disputa entre las dos mayores economías del mundo ha mermado sus exportaciones y proyecciones de crecimiento.

El viernes, en su primera actividad en Lima, los presidentes sostuvieron un debate en un encuentro de empresarios de los cuatro países, moderado por el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, y luego asistieron a una cena ofrecida por Vizcarra  en el Palacio de Gobierno.

Los presidentes asistieron este sábado a la firma de un acuerdo para coproducciones de televisión entre cadenas públicas de los cuatro países.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido