A su vez, un shampoo para mascotas cuesta casi un salario mínimo.

Purina es imposible de comprar en Venezuela
Los elementos de higiene, consultas veterinarias o vacunas también son extremadamente costosos.
Foto: Ingimage

Alimentar a una mascota en Venezuela, país que vive sumido en una crisis económica sin precedentes, puede costar desde el 73,85% del salario mínimo, que está en algo más de 392.000 bolívares, hasta los 7.300.000 bolívares.

Un reportaje del diario local El Nacional reveló los costos de alimentos, consultas veterinarias y elementos de higiene para mascotas en algunos establecimientos comerciales del país sudamericano, lo que ha generado “angustia” en sus dueños.

Para comprar un bulto de comida de 20 kilos, cantidad para alimentar un perro por un mes, se necesita, en promedio, de 6.756.100 bolívares. En el otro extremo, para comprar un kilogramo de comida de la más económica y que alcanza para uno o dos días, el valor es de 290.000 bolívares, casi 74% del salario mínimo.

Para gatos, el precio de un bulto de comida de 8 kilogramos puede oscilar entre 5.960.000 y 6.700.000 bolívares.

De acuerdo con el testimonio de una vendedora en una tienda de Los Chaguaramos, un barrio del centro de Caracas, la capital, desde febrero no les llega comida para gatos, y desde diciembre no les llega la de pericos, loros y otras aves ornamentales.

Esta situación es la misma para elementos de higiene, consultas veterinarias o vacunas.

En valores promedio, un champú normal para mascotas puede costar 353.000 bolívares y uno medicado 1.815.000 bolívares. Entre tanto, una consulta veterinaria vale alrededor de 100.000 bolívares y las vacunas más de 4.000.000 bolívares.

Según los veterinarios consultados por el medio El Nacional, siete de 10 consultas son para solicitar certificados de vacunas para los animales porque las familias se van del país.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido