El servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) de Chile declaró Alerta Amarilla en cuatro municipios de la región del Maule, tras comprobarse un aumento de la actividad del complejo volcánico Planchón-Peteroa, según informó hoy el organismo. La situación de alerta abarca a los municipios de Molina, Curicó, Romeral y Teno, con una mayor preocupación por los poblados de Los Queñes y Paso Vergara, que son los más próximos al volcán, de 3.977 metros de altitud y situado a unos 250 kilómetros al sureste de Santiago. Según el Sernegomin, entre el 16 y el 30 de junio pasados, el complejo volcánico ha registrado un aumento de la sismicidad, generando un mayor movimiento al interior del edificio vólcanico, concentrado específicamente bajo el cráter principal. Lo anterior, puede implicar un proceso de activación del sistema de fracturas, que posteriormente facilitaría el ascenso de magma, y con ello, desencadenaría un episodio eruptivo en un período de semanas o meses, indicó el organismo. Rodrigo Álvarez, director del Sernageomin, explicó que aunque los eventos registrados presentan bajos niveles de energía y solo son detectados gracias a la red de monitoreo instalada en el volcán, "el aumento de sismicidad y la ubicación de estos eventos sugiere variaciones en el nivel base de la actividad". En tanto, Ricardo Toro, director de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), indicó que la declaración de Alerta Amarilla supone la activación de todo el Sistema de Protección Civil, a nivel comunal, provincial y regional. El complejo volcánico es vigilado por seis estaciones sismológicas, un sensor de infrasonido, dos inclinómetros y tres cámaras, indicaron las autoridades. El Planchón-Peteroa está situado en el decimoquinto lugar del ránking de peligrosidad de los volcanes activos de Chile, y el pasado enero estuvo también bajo alerta amarilla por un aumento de la actividad, aunque su más reciente erupción mayor, data de 1991, con otras erupciones menores en 1998 y 2011. Con información de EFE