Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Sergio Massa, ministro de Economía de Argentina
Sergio Massa, ministro de Economía de Argentina
AFP

En vísperas de las elecciones presidenciales de este domingo 19 de noviembre en Argentina, cinco personas fueron detenidas por amenazas en distintas redes sociales al candidato oficialista, el peronista Sergio Massa, y a su familia, según informaron fuentes oficiales.

Por medio de la red social de X, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, en un mensaje de respuesta al propio Massa confirmó que el último y quinto arresto, el de una mujer que estaba prófuga en la provincia de Salta.

Otras cuatro personas ya habían sido detenidas el viernes en la Ciudad de Buenos Aires y en las provincias de Chaco y Córdoba, informó la agencia estatal Télam.

Lea también: Juicio a Shakira en España contará con su expareja Antonio de la Rúa

"Gracias a todas y todos los que nos escribieron preocupándose por las amenazas que recibimos", publicó Massa en la red X, junto con una foto de su esposa, Malena Galmarini, y dos hijos de 17 y 21 años.

Massa enfrentará el domingo en el balotaje presidencial al ultraderechista Javier Milei, en las elecciones más reñidas y polarizadas en 40 años de democracia.

Milei recibió el viernes en la noche abucheos de muchos espectadores de la función de ópera a la que asistió en el Teatro Colón de Buenos Aires, ya en veda electoral. El episodio mereció un "repudio sin atenuantes" del director del teatro, Jorge Telerman.

Lea también: Javier Milei y Sergio Massa se enfrentan por la presidencia en Argentina

Las amenazas a Massa siguen a otras anteriores denunciadas ante la Justicia por la presidenta de la Cámara de Diputados, la oficialista Cecilia Moreau, entre otras.

Unos 35,8 millones de argentinos están convocados para votar este domingo en una segunda vuelta de las elecciones presidenciales que se presenta muy reñida y en medio del festejo por los 40 años de democracia ininterrumpida tras el final de la última dictadura militar (1976-1983).

El panorama es tan incierto que no hay un favorito claro. Las encuestas arrojan un empate técnico, ya que algunas dan como favorito al oficialista y otras al opositor; en ambos casos, con poca ventaja.

Fuente

Afp con Sistema Integrado de Información y EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.